23 de Julio de 2017

México

Gobernadores, primer obstáculo contra el Pacto: Jesús Ortega

Los “miserables intereses” de los mandatarios locales, principalmente del PRI, pueden dañar el acuerdo, advierte el funcionario.

Jesús Ortega: no hemos logrado llegar a la orilla de nuestra transición. (Agencias/Archivo)
Jesús Ortega: no hemos logrado llegar a la orilla de nuestra transición. (Agencias/Archivo)
Compartir en Facebook Gobernadores, primer obstáculo contra el Pacto: Jesús OrtegaCompartir en Twiiter Gobernadores, primer obstáculo contra el Pacto: Jesús Ortega
Daniel Venegas/Milenio
MÉXICO, D.F.- El principal obstáculo para la concreción del Pacto por México son los gobernadores, principalmente del PRI, que defienden intereses “miserables”, que pueden “echar por la borda” este esfuerzo, por lo que es necesaria la intervención del Ejecutivo federal para que se castigue a quienes infringen la ley para ganar elecciones, aseguró Jesús Ortega, integrante del Consejo Rector del Pacto por México.

En entrevista con MILENIO, afirmó que la intervención de los mandatarios estatales es “el clásico ejemplo de cómo un pequeño interés, un miserable interés se puede sobreponer a objetivos verdaderamente grandes de transformación del Estado”.

Dijo que a algunos gobernantes locales, “principalmente del PRI”, les interesa ganar el Congreso para no ser acusados posteriormente de uso ilícito de recursos.

“¿Qué les interesa a algunos gobernadores? Cómo gana su compadre su municipio, cómo gana el hijo de su compadre un distrito o cómo su amigo lo coloca como diputado local, o cómo gana mayoría en el Congreso para entonces tener el control absoluto del estado”, sostuvo.

“Entonces, los intereses tan miserables de algunos actores políticos, como algunos gobernadores, se enfrentan a propósitos mucho más superiores que sus miserables intereses. El chiste está en que esos miserables intereses se puedan vencer y todos somos responsables”, señaló el perredista.

Ortega consideró que los principales responsables de enfrentar y vencer esos intereses de los gobernadores, “que pueden echar por la borda el Pacto por México”, son el Presidente y el secretario de Gobernación.

'El Pacto por México surca en aguas turbulentas pero sin naufragar'

”Este es uno de sus principales escollos: los gobernadores, o los políticos que están en los estados. ¿Cómo podría demostrarse que no es el Ejecutivo federal? En la medida en que el Ejecutivo federal, o sea, el procurador general de la República, que depende del Presidente, sancionara a los funcionarios que están cometiendo ilícitos de carácter electoral”.

El perredista añadió que algunos gobernadores se sienten apoyados por funcionarios de nivel federal o por líderes en el Congreso.

“Algunos gobernadores dicen: ‘a mí me importan un bledo el Pacto por México y las transformaciones que el país necesita. A mí lo que me importa es cómo gana mi compadre su distrito o cómo gana mi allegado en su municipio o cómo tengo mayoría en el Congreso para que me apruebe la Cuenta Pública’”.

Esto, abundó, es realizado “principalmente por gobernadores del PRI; pero lo quiero generalizar, porque quiero que a partir de ahora en ningún estado, gobernado por cualquier partido, se impongan esos pequeños intereses estatales, regionales o personales, a los intereses y necesidades superiores del país y de la gente”.

Al hablar de la oposición interna que enfrenta el PRD para mantenerse en el Pacto, el ex dirigente nacional partidista dijo que actos de esta trascendencia siempre van a tener grandes obstáculos y uno de ellos “es la incomprensión, por una parte de los partidos, de que estos grandes propósitos están sobre cualquier interés de carácter personal”.

Precisó que aquellos que minimizan el Pacto “o no lo han leído o algunos no se dan cuenta de la trascendencia de las reformas que se van a hacer u otras que se han hecho”.

El también líder de la corriente perredista Nueva Izquierda dijo que en México “no hemos logrado llegar a la orilla de nuestra transición, estamos estancados y el Pacto por México serviría para llegar a la orilla y lograr la transición para dejar atrás, por fin, el viejo régimen priista”.

Consideró que el Pacto “no es un instrumento momentáneo, por lo menos no está concebido así por nosotros y creo que tampoco por los otros firmantes; es un proyecto que pretende hacer un cambio estratégico y de carácter estructural del Estado mexicano”.

Por ello, dijo, “yo no veo cercano el fin del Pacto, lo veo surcando en aguas turbulentas, sí, lo veo surcando tormentas casi a diario, unas creadas naturalmente, otras artificialmente y otras por errores. Con turbulencia pero sin naufragar”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios