NOTICIA DE ARCHIVO

Albergue 'La Divina Providencia', una historia de fe en la humanidad

MÉRIDA, Yuc.- Rehabilitan y construyen fosas sépticas en el inmueble que atiende a adultos en desamparo.

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- En una sola y pequeña habitación hace tres décadas comenzó una obra de caridad que con el paso de los años se ha convertido en una importante labor para la comunidad de Mérida.

Se trata del albergue "La Divina Providencia", que en mayo próximo cumple un aniversario más de su fundación, y que este jueves recibió los trabajos de mantenimiento y construcción gestionados por el Gobierno del Estado, según informa la Secretaría de Obras Públicas.

Su fundador, Alfredo Suaste Brito, relata que originalmente el lugar se concibió como una casa para ancianos desamparados, pero al ver las necesidades de la gente que llegaba en busca de ayuda se cambió a "hogar para ancianos y pobres desamparados".

A la fecha, el albergue atiende a 115 adultos en situación de abandono y pobreza, pero su constante crecimiento demanda también mayores apoyos de la comunidad y autoridades para salir adelante.

Una de las principales carencias está a punto de resolverse, con la construcción de dos fosas sépticas profundas para absorber las aguas negras, lo cual era un problema porque los patios se inundaban con las descargas y se generaba un riesgo sanitario.

El secretario de Obras Públicas del Estado, Francisco Torres Rivas, supervisó el avance de los trabajos que se realizan en el albergue, próximo a cumplir 29 años de su creación, en un terreno de la colonia Maya.

Además de la construcción de las dos fosas sépticas, el edificio ha recibido del Gobierno recientes trabajos de pintura, impermeabilización y mantenimiento de todas sus instalaciones eléctricas e hidráulicas, así como la limpieza de sus distintas áreas y terrenos.

Los trabajos fueron gestionados por el Ejecutivo estatal con diferentes proveedores,  mediante los cuales se ha logrado apoyar a diferentes instituciones religiosas, albergues y feligresías de Mérida.

De 115 residentes, apenas unos 15 reciben visitas esporádicas de algún conocido, pues por lo general es gente que fue mozo, jardinero, cocinera o nana de alguna persona que se acuerda de ellos y viene, menciona el hermano Alfredo.

El albergue se localiza en la calle 26 con 11-A de la colonia Maya y su teléfono es el 943-37-51 para recibir toda clase de donativos.

"Aquí todo nos hace falta", recalcó Suaste Brito, quien diariamente afronta gastos para los pagos de agua, gas, energía eléctrica y gasolina, además de alimentos, ropa, medicinas, pañales para adulto y productos de limpieza, entre otros.
Notas relacionadas