NOTICIA DE ARCHIVO

Calderón pagó más por retiros voluntarios

MÉXICO, DF.- Con Fox, los empleados que se retiraron recibieron en promedio 420 mil 582 pesos, en esta administración 611 mil 805.

Agencias
MÉXICO, DF.- Desde 2001 y hasta el primer semestre de 2012, un total de 123 mil 431 empleados de la administración pública federal se acogieron al programa de retiro voluntario y de esa forma concluyeron su relación laboral con el gobierno, ejercicio que propició un desembolso de 51 mil 647 millones de pesos por su liquidación, revelan datos oficiales.

De acuerdo con MILENIO, la información puntualiza que el costo de liquidar a los trabajadores resultó más oneroso en la gestión del presidente Felipe Calderón, pues a cada burócrata que se desprendió de la nomina federal en promedio se le pagó 611 mil 805 pesos; mientras que con el anterior mandatario el costo de su salida fue de 420 mil 582 pesos.

Las autoridades hacendarias del país señalan que el objetivo de ese programa es cancelar las plazas de aquellos trabajadores que decidieron salirse de la nómina federal y así adelgazar la estructura burócrata para hacerla más eficiente.

Según el sexto Informe de gobierno del presidente Felipe Calderón, la mayor parte de los servidores públicos que decidieron desincorporarse lo hicieron durante el sexenio de Vicente Fox.

En el periodo 2001-2006, un total de 101 mil 77 empleados abandonaron las filas del gobierno, lo que generó un costo por 42 mil 538 millones de pesos. En cambio, en la actual administración, solo 22 mil 354 personas tomaron la alternativa de retirarse, lo que implicó un desembolso de 13 mil 676 millones.

El titular de la Unidad de Política y Control Presupuestario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Nicolás Kubli, explicó que dos de las principales causas de este mayor desembolso por liquidarlos fue que hubo más trabajadores con varios años de antigüedad que rompieron relaciones con el gobierno y también más funcionarios de mandos medios altos y altos decidieron pactar su salida.

La dependencia de donde se desprendieron los trabajadores más costosos para su liquidación fue de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Los datos del sexto Informe de gobierno mostraron que en la SEP, 13 mil 711 maestros y trabajadores administrativos decidieron acogerse al programa entre 2001 y 2012, lo que valió una indemnización general de 7 mil 846 millones de pesos.

No obstante, en 2011 se registró el mayor costo por indemnizarlos, pues en aquel año se retiraron 843 servidores públicos de la SEP y en promedio cada uno de ellos se llevó un millón 409 mil 489 pesos.

De acuerdo con Kubli, muchos de esos trabajadores tenían sueldos mensuales superiores a los 26 mil pesos y también contaban con una antigüedad laboral de 37 años en promedio.

La oferta

- A quienes decidan acogerse al retiro voluntario se les otorgan tres meses de sueldo mensual bruto sobre la base del cálculo del sueldo base y de la compensación garantizada, la cual incluye despensa y previsión social múltiple, entre otras.
- Las compensaciones que otorga el gobierno federal son más atractivas que las que ofrecen en la IP.
- A cada ex trabajador se le otorgan 20 días por cada año de servicios, otros 12 días de sueldo mensual bruto sobre la misma base por cada año, cuando el ex trabajador tenga una antigüedad mínima de 15 años.

am/dua