NOTICIA DE ARCHIVO

Crecimiento del PIB, el más bajo en sexenio de Calderón

MONTERREY, N.L.- El Producto Interno Bruto registró el peor crecimiento durante la gestión de Felipe Calderón, con un alza de apenas 1.84% en comparación con las últimas cuatro administraciones federales.

Ma. Dolores Ortega/Agencia Reforma
MONTERREY, Nuevo León.- La administración de Calderón es la que registra el crecimiento anual promedio del PIB más bajo de los último cuatro sexenios, con un 1.84 por ciento.

La actual administración federal ha registrado la menor tasa de crecimiento promedio anual del Producto Interno Bruto (PIB) desde 1989, reveló un análisis del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados.

Según el estudio, realizado por Martín Ruiz Cabrera, el crecimiento promedio anual del PIB durante la administración de Felipe Calderón, de 2007 a 2012, y considerando un 3.5 por ciento para este año, ha sido de 1.84 por ciento.

En tanto, en la de Vicente Fox, de 2001 a 2006, fue de 2.13 por ciento; en la de Ernesto Zedillo, entre 1995 y el 2000, de 3.4 por ciento, y en la de Carlos Salinas de Gortari, de 1989 a 1994, de 3.96 por ciento.

El estudio atribuyó a la apertura comercial y a la firma del Tratado de Libre Comercio con América del Norte que durante 1989 y 1994 se haya alcanzado el crecimiento más alto del periodo de análisis.

"Reflejo del impulso significativo que se le dio a las exportaciones hacia los Estados Unidos, apoyada por una fuerte entrada de inversión extranjera directa y la depreciación del tipo de cambio, de 72.33 por ciento", añade el documento.

Ruiz Cabrera señaló que la tendencia descendente de la actividad económica de México en los últimos años es de preocupación ante el desfavorable entorno externo que se presenta.

"Se anticipa que la economía de los Estados Unidos, principal socio comercial de México, continúe creciendo a un ritmo moderado dado que prevalecen los problemas estructurales y se mantiene la incertidumbre sobre su proceso de consolidación fiscal para 2013.

"Igualmente, el recrudecimiento de los problemas fiscales y del sistema bancario en diversos países de la zona del euro ha ahondado la debilidad de su actividad económica", detalló.

Esto, alerta, podría traducirse en una reducción en la captación de recursos externos, una menor actividad turística y disminución de llegada de remesas familiares.

"Asimismo, dicho panorama podría incidir sobre la dinámica de las exportaciones mexicanas", agregó.

"(Por otro lado) en la medida en que no se fortalezca de manera significativa la demanda interna del país, la tendencia descendente de la tasa de crecimiento promedio anual de la economía mexicana podría mantenerse".

fp/dua