NOTICIA DE ARCHIVO

'El Tata': una historia y muchas voces

MÉXICO, D.F.- Jorge Arvizu se ha consolidado como uno de los más importantes actores del doblaje al prestar su voz para memorables personajes.

Ivett/Salgado/¡Hey!/MILENIO
MÉXICO, D.F.- ¿Te has preguntado qué tienen en común Pedro Picapiedra, Benito Bodoque de Don gato y su pandilla, el tío Lucas de Los locos Adams, o Maxwell Smart de El super agente 86?; aunque parezca extraño el punto de unión entre ellos, y de muchos personajes más, es la voz, pues ha sido Jorge Arvizu El Tata, quien con su talento ha creado las voces de un sinnúmero de figuras de la televisión, que, con el paso del tiempo siguen en la memoria de muchos mexicanos.

Y para ser justos, si se tuviera que reconocer el talento y trayectoria de alguna figura dedicada al doblaje en México, esa persona tendría que ser este actor que desde hace más de 60 años ha dedicado su vida a crear las voces para distintos personajes en cintas animadas o series de televisión.

En los últimos tres años, el actor prestó su voz para un irlandés en la caricatura El laboratorio de Dexter, el villano Mente Maestra en Las chicas superpoderosas, Ramón en la cinta de Disney-Pixar, Cars, El chef Skinner de Ratatouille, y en G-Force a Speckles, el topo.

Su más reciente participación en esta "apasionante profesión", como él la define, tuvo lugar al darle vida al Guardián de Roca para la cinta animada Nikté, misma que disfrutó por tratarse de un producto mexicano.

"Me sentí contento de poder trabajar en una producción de dibujos animados mexicana, porque siempre que pensamos en animación nos referimos a Disney o Japón. La verdad lo que hice en Nikté fue con un espíritu de humildad, porque el proyecto es maravilloso, me sentí con gente de mucho talento", explicó el también comediante.

"Me dieron la voz de la montaña y fue muy chistoso el proceso, porque me pusieron un dibujo para apoyarme y crearla, quiero decir que mi trabajo siempre lo hago como un juego, es algo que disfruto mucho. Si me hubiera podido encerrar en una sala, yo solo le hubiera puesto voz a todos los personajes (de Nikté), sé que lo haría porque es un reto que puedo vencer", agregó al referirse al que considera un "talento nato".

Como en este doblaje, Jorge ha dedicado su vida a encarnar a grandes personajes del cine y la TV.

El histrión compartió con ¡hey! algunas anécdotas que le vienen a la mente, sobre el trabajo que realizó para Hanna-Barbera y otros estudios de animación y doblaje.

"Ya son tantos años de hacer voces para animaciones. Me hubiera gustado haber hecho diversas cosas, pero no es que no pudiera, sino que no alcanza el tiempo", dijo.

Ya son muchos años de profesión, ¿qué lo llevó por este camino? y, con base a su experiencia, ¿qué es lo que necesita un actor para dedicarse al doblaje?

Cuando era chamaco, me emocionaba mucho ir al cine y pasaban cortos de dibujos animados, en ese entonces eran las caricaturas de Tom y Jerry y el Pato Donald. A uno como niño le emocionaba, y lo veía con entusiasmo y deseo, eso fue lo que me llevó por esta profesión, esa emoción que sentía desde que era un chamaco al ver dibujos animados.

Y respecto a lo que necesita un actor, creo se requiere ser un buen actor y saber interpretar, saber dar tonos, tener carácter, y en el caso de los dibujos animados, hay mucho de espíritu infantil para poder divertirse y llenarse de fantasía y a mis 80 años no he perdido eso. Se necesita fantasía y mucha imaginación. Tienes que pensar que son como gente real, con características específicas, con personalidad... Yo aprendí a hacer voces de personajes de mucha vida, que proyectan energía y sinceridad, aunque sea un dibujo animado.

En su voz recordamos a Benito y Cucho de Don gato y su pandilla, al tío Lucas de Los locos Adams, a Pedro Picapiedra entre muchos más, ¿alguno de ellos se volvió entrañable y lo recuerda con más amor que otros?

Para mí todos han sido entrañables, no tengo predilección por ninguno, yo recuerdo mi trabajo como un conjunto, y me sigue gustando; mi trabajo es como levantarme en la mañana y ver que hay algo tan bello como el sol, si lo hay es mi trabajo, es maravilloso, y por eso ningún personaje es peor y ninguno mejor.

Sin duda con el público sí sucedió este fenómeno, quizá ellos tengan alguno que le recuerden con frecuencia, ¿de quién le piden haga la voz?

Creé empatía con algunos personajes, por ejemplo Benito de Don gato y su pandilla, es uno de los que más recuerdan, yo mismo recuerdo cuando hacía el trabajo y en aquella época buscaba voces que le fueran al personaje, debes saber que en inglés lo hacía un hombre como de gángster, era Danny DeVito, una voz ronca, pero yo veía a Benito diferente, sentía que la voz de este actor no le quedaba, así que lo hice diferente y le fue muy bien.

¿Qué pasó con el otro personaje de Don gato?, porque Cucho también fue creación suya

Sí, a Cucho lo vi como de ojos saltones y dije este requiere hablar como yucateco y le quedó a su piel, mucha gente hace voces chillonas para caricaturas, y al final todas se parecen, pero lo que deben es que cada personaje tiene peculiaridades y son diferentes, por eso es importante la imaginación para dar apoyo al personaje en lugar de destruirlo con un mal doblaje.

Por ejemplo, recuerdo el caso de ese perro medio tonto, Scooby Doo, a él le cuelgan los pellejos y además es cobarde y tonto, él requería de una voz tímida y tonta, es claro que la voz le da la imagen al personaje, por ello tiene que corresponder, si no se vuelve falso.

¿De esa época, recuerda a algunos de sus compañeros con los que realizaba doblajes?

Recordar es pura diversión, al lado de compañeros talentosos, que sí eran actores profesionales compartí con grandes gentes del doblaje Narciso Busquets, era un magnifico actor, Claudio Brooke, cada uno tenía una característica para cierto perfil de personajes, eran magníficos actores, en mujeres recuerdo que estaba Rita Rey y Magdalena Ruvalcaba, ellos figuraban en esa época.

Homero, el de Los locos Adams era la voz de Jorge Lavat, era magnifico, y Morticia era Magdalena Ruvalcaba, y Largo, ese personaje que decía 'llamó usted' dentro de la serie era un rol secundario, pero la voz era de Claudio Brooke, él también hizo El Quijote, los chamacos de la serie eran la Merlina, con voz de La Chilindrina y el tío Lucas era yo.

En 60 años, ¿qué ha cambiado en la industria del doblaje?

Si ven la serie de Los locos Adams, se pueden dar cuenta de que está muy bien doblada y que todo corresponde a los personajes, porque no es como ahora que se realizan traducciones sin cambios, en esa época los adaptábamos.

En México yo dirigía esta serie; y para las voces leía el libreto, pero el público debe saber que las claves en comedia perdían sentido e intención, por eso lo cambiábamos, es decir lo adaptábamos, ahora esa escuela ya se perdió, la gente hace las cosas por lana, no por vocación.

¿Considera que ha habido evolución tecnológica y de talento en el doblaje?

Sí la ha habido, pero para mal, ha evolucionado tecnológicamente, pero no de calidad de actuaciones, antes éramos tres o cuatro frente al micrófono y estábamos juntos, y ahora a cada quien graba su voz por separado, sin interactuar, no cambian ni una coma, ni ritmo, ni letras, cada uno habla por sí solo y cuando lo vez en la pantalla no tiene congruencia. 

Desde su punto de vista, ¿se ha deplorado esta profesión en México?

Puedo decir que 'entre comillas' hay actores de doblaje, actualmente sólo leen las líneas traducidas, y tienen su monitor y audífonos para medio apreciar la escena y con base en eso se ponen a doblar; por eso vemos películas o caricaturas que no corresponden con la actitud del actor.

El doblista

En cine:

Jorge Arvizu realizó el doblaje para la cinta El padrino donde dio vida a 'Michael Corleone', y fue 'Tuco' en El bueno, el malo y el feo. Para Batman en su versión de 1968 personificó la voz de 'El pingüino', fue 'Mercutio' en Romeo y Julieta; y en 2008 prestó su voz para Maxwell Smart del Superagente 86.

Cine de animación:

Prestó su voz para personajes de las cintas La dama y el vagabundo, Cars, Ratatouille, G-Force y Nikté, entre muchas otras.

En televisión:

Dio vida a 'Lucas' en Los locos Adams, fue 'Charlie' y el narrador de Mi bella genio. Dentro de las series infantiles prestó su talento para dar vida a Beto de Plaza sésamo; fue el robot en la emisión de Perdidos en el espacio y Maxwell Smart en el Superagente 86.

Series animadas:

Su talento dio vida a personajes como Pedro Picapiedra, Bugs Bunny, el irreverente Pato Lucas, al tierno Benito Bodoque de Don gato y su pandilla, y Cucho de la misma caricatura; también Popeye se encuentra en su larga lista, al igual que El pájaro loco, El gato Félix, Mr. Magoo, Madibulín, el capitán de La familia Robinson, Scooby-Doo y fue el doctor Doom en Los cuatro fantásticos.