21 de Julio de 2017

Quintana Roo

Desinteresa arribo de turistas al poblado de Limones

A los pobladores les despreocupa esta situación ya que no representa ninguna derrama económica.

La zona arqueológica consta de una sola edificación maya en forma de pirámide, cercado parcialmente con alambre borreguero. (Javier Ortiz/SIPSE)
La zona arqueológica consta de una sola edificación maya en forma de pirámide, cercado parcialmente con alambre borreguero. (Javier Ortiz/SIPSE)
Compartir en Facebook Desinteresa arribo de turistas al poblado de Limones Compartir en Twiiter Desinteresa arribo de turistas al poblado de Limones
Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- La zona arqueológica del poblado de Limones ha comenzado a registrar visita de turistas extranjeros, procedentes de los cruceros que arriban a Majahual y, sin embargo, a los pobladores les da igual, ya que no representa ninguna derrama económica para el poblado, ni es motivo suficiente para que las autoridades pongan atención a sus necesidades, según sus propias palabras.

Ubicada a un costado de la carretera federal se encuentra una pirámide maya denominada “El Milagro”, que es motivo de visita de turistas extranjeros que arriban a Majahual dos veces por semana en días habituales, y que incrementa considerablemente en temporada vacacional, como la actual, donde llegan a superar el número a 400 personas a la semana.

La zona arqueológica consta de una sola edificación maya en forma de pirámide, cercado parcialmente con alambre borreguero con fácil acceso hasta su interior. En la entrada se encuentra una descuidada palapa, donde algunas jóvenes ofrecen escasa artesanía diversa.

De acuerdo Daniel Alberto, quien es guía de turistas de la empresa Xplora, que se dedica al turismo receptivo y que opera en Majahual, el número de turistas a este lugar varía de acuerdo a la cantidad de barcos que atraquen en la Costa Maya. Los últimos meses, sólo transportaban cerca de 60 turistas cada 15 días. Pero de octubre a abril, considerados temporada alta, llegan a trasladar a esta zona arqueológica un aproximado de 400 turistas por semana.

En su mayoría quienes visitan “El Milagro”, son turistas de descanso provenientes de Connecticut, Norte de Carolina, Colorado, San Francisco y Pensilvania, en los Estados Unidos, y de Canadá, principalmente, los cuales también visitan una casa maya donde les preparan alimentos propios de la región.

Sin embargo, para los habitantes de Limones, la visita de los turistas no representa ningún beneficio, ya que vienen en grupo y de la misma forma se vuelven a ir a sus lugares de origen “sin bajarse siquiera a tomar un refresco”, dijo Marcela Cahum.

Desde la carretera federal se puede observar el abandonado parque que rodea el domo deportivo y los enormes charcos que ya formaron pequeñas lagunas. Las calles adyacentes a la comunidad se encuentran en peores condiciones. Los jóvenes estudiantes, amas de casa y ancianos tienen que realizar peripecias para cruzar las maltrechas calles, lo que consideraron sus pobladores como “una situación injusta”.

En otros sitios arqueológicos de la zona, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) concesiona el área de servicios a los lugareños, para que de alguna manera se vean beneficiados con el patrimonio cultural que sirve como atractivo turístico.

En el caso de “El Milagro” todavía no hay infraestructura de servicios, por lo que no representa ingreso alguno para la población. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios