NOTICIA DE ARCHIVO

Entre ayer y hoy: quemados, atropellados y golpeados 8 niños

MÉRIDA, Yuc.- En menos de 48 horas, en diferentes hechos, infantes yucatecos son víctimas de la mala fortuna... y del descuido de sus padres.

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En las últimas 48 horas, ocho menores resultaron lesionados en accidentes que fueron desde quemaduras con agua, fuego, gasolina, atropellados, se cayeron al suelo, fueron golpeados e incluso, atropellados.

La accidentada jornada comenzó con Jesús Antonio Grajales Valle, de 14 años de edad y vecino de la colonia Amalia Solórzano, quien ingresó al Hospital O'Horán y dijo que el viernes salió de su escuela y cuando caminaba, con unos amigos, hacia la Avenida Itzaes sobre la calle 67, fueron interceptados por unos desconocidos que los agredieron a golpes, resultando golpeado en la cabeza con una piedra.

Grajales Valle presentó herida cortocontusa en la cabeza y excoriaciones dermoabrasivas en antebrazo izquierdo.

Del mismo hospital se informa el ingresó de Jhoana Beatriz Pool Pech, de tres años de edad y vecina de Kantunil.

Hermelinda Pacheco, abuela de la lesionada, informó que el viernes al mediodía su nieta jugaba con sus dos hermanos con gasolina y cerillos, por lo que en un descuido encendieron la gasolina y el fuego alcanzó a la menor.

La menor sufrió quemaduras de segundo grado en un 90 por ciento de la superficie corporal, lesionándose sobre todo ambas piernas.

Con la misma mala suerte corrió Saúl Lisandro Cumí Salazar, de 3 años de edad y vecino de Maxcanú, quien fue ingresado al Hospital Juárez del IMSS luego de sufrir quemaduras.

En relación con lo sucedido, Bárbara Cumí Canul, madre del lesionado, manifestó que alrededor de las 19:30 horas del viernes, cuando se disponía a bañar a su hijo, asentó una olla de agua hirviendo en el suelo mientras llenaba una cubeta con agua fría, pero en un descuido el pequeño se acercó al recipiente y se quemó la mano izquierda, por lo que en primer lugar lo trasladó al Seguro Social de Maxcanú.

El niño presentó quemaduras de segundo grado en mano izquierda.   

Por su parte, Maximiliano Eb Espadas, de 14 años de edad y vecino del fraccionamiento Polígono 108 Itzimná, fue ingresado al IMSS T-1 en donde en compañía de su progenitor, José Eb Puch, manifestó que jugaba básquetbol en su escuela, cuando se tropezó con unas piedras y cayó al suelo.

El menor sufrió luxación de cadera izquierda.

Adeli Ramos Novelo, de 2 años de edad, fue ingresada al IMSS T-1 en donde Araceli Novelo, madre de la lesionada, señaló que por la mañana, se encontraba junto con la menor en su domicilio, ubicado en las Cinco Colonias, pero en un descuido la pequeña agarró un frasco de medicamentos que estaba en la mesa e ingirió un poco, por lo que la trasladó al hospital de referencia, pues resultó con intoxicación medicamentosa.

Al mismo hospital ingresaron a Randy Figuero Sansores, de ocho años de edad, luego de se atropellado por un vehículo.

Cristian Figueroa May, tío del ahora lesionado, indicó que este sábado, el pequeño caminaba junto con su progenitora, Sulma Sansores, en calles cercanas a su domicilio, ubicado en Xcumpich, y fueron atropellados por un vehículo, pero sólo su sobrino resultó herido, por lo que sufrió fractura expuesta de tibia y peroné izquierdos.

Juan Fernando Moo Mex, de 9 años de edad y vecino de Pisté, comisaría de Tinum, también fue ingresado al IMSS T-1 luego de sufrir una caída.

Braulio Moo May, padre del ahora lesionado, manifestó que alrededor de las 11:30 horas su hijo estaba jugando en el parque, junto con otros dos niños cuando cayó al suelo y resultó con fractura de radio y cúbito derecho.