22 de Julio de 2017

Opinión

El honor en la política sí existe

El ex presidente norteamericano Richard Nixon...

Compartir en Facebook El honor en la política sí existeCompartir en Twiiter El honor en la política sí existe
El ex presidente norteamericano Richard Nixon es uno de los personajes más vilipendiados y aplastados por la historia. En mi opinión personal se debe a su legendario mal carácter y a su personalidad obsesiva y paranoica. 

Se nos olvida que fue Nixon, con su visión a largo plazo, quien retiró de manera definitiva las tropas norteamericanas de Vietnam, un lodazal que le habían dejado sus antecesores. También se olvida que fue Nixon quien le dio el estatus de absoluta ilegalidad al racismo en cualquier establecimiento público, desde un baño de gasolinera hasta el Pentágono. A partir de su mandato, si discriminas a una negro como dueño de un local, se te cierra el mismo por delito federal y eso es vigente hasta hoy. En México vinimos a tener una ley semejante en 2003. 

Nixon, a través de su secretario de Estado, Henry Kissinger, le otorgó el poder de nación más favorecida a China para contrarrestar el peso político de Rusia, eso la convirtió en el país más rico del mundo. Los chinos deberían quitar la foto del genocida cara de torta de Mao de la Plaza Tian Anmen, y poner una del campesino de Texas que los hizo lo que hoy son. 

Richard Nixon renunció al cargo político más deseado del mundo, la Presidencia de los Estados Unidos, porque se colocaron micrófonos en las oficinas de campaña del Partido Demócrata, en el hotel Watergate, y él estaba enterado, ni siquiera fue su orden. A nadie le importó que el mundo que vivimos hoy en día lo dibujó él, de hecho muchos cronistas dicen que vivimos “La era Nixon”. Simplemente renunció.

Margaret Thatcher, la mítica Primera Ministra de Inglaterra, que integró el Reino Unido a la Unión Europea y modernizó todas las instituciones administrativas del Estado, renunció al cargo, pues obtuvo en unas elecciones parciales el 60% de los votos y dijo que no podía gobernar con el 40% de país odiándola. El también Primer Ministro Británico Gordon Brown, renunció luego de obtener su partido muy malos resultados en unas elecciones intermedias y a raíz de un escándalo donde se le quedó el micrófono encendido y llamó a una mujer que lo increpó “maldita vieja intolerante”, dicho sea de paso, la vieja era una histérica intolerante. 

Vamos a México que es el caso que nos interesa: ya dejamos de tener las mayores reservas de divisas de nuestra historia, se generó una reforma fiscal que tiene ahorcado el motor de la economía que son las pequeñas y medianas empresas, se mal implementa una reforma educativa incompleta, se implementa una reforma energética muy sospechosa, se desaparecen 43 alumnos de magisterio y hasta el sol de hoy nadie sabe nada y el ejército fusila a decenas de jóvenes como en los peores tiempos de la Guerra Civil (empezó como Revolución pero terminó como Guerra Civil, vamos a empezar a ponerle el punto a las íes)… y nadie renuncia, nadie, ni siquiera el Secretario de Defensa.
PS: No tengo palabras…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios