NOTICIA DE ARCHIVO

Infartos matutinos, los más peligrosos

MADRID, España.- Las personas que sufren un infarto en la mañana quedan más lesionadas que quienes lo sufren a otra hora del día o la noche.

Agencias
MADRID, España.- Las personas que sufren un infarto en la mañana tienen más riesgo de quedar seriamente lesionadas que quienes lo sufren a cualquier otra hora del día o la noche, publica BBC Ciencia en su edición electrónica.

Un infarto de miocardio ocurre cuando se bloquean los vasos sanguíneos que irrigan al corazón lo cual impide que llegue oxígeno suficiente a ese órgano.

La consecuencia son daños permanentes o muerte del tejido cardíaco.

La investigación, llevada a cabo con más de 800 pacientes del Hospital Clínico San Carlos, en Madrid, descubrió que los infartos que ocurren entre las 6:00 am y el mediodía parecen producir la muerte de un área 20% mayor de tejido cardíaco, que los ocurridos a cualquier otra hora.

Los expertos creen que los ciclos naturales del organismo de vigilia y sueño podrían explicar estas diferencias, pero es necesario llevar a cabo más estudios para confirmarlo.

La investigación, publicada en la revista Heart , indica queestudios pasados han demostrado que el reloj biológico de un individuo tiene una influencia en varios procesos metabólicos y fisiológicos, incluidos los cardiovasculares, que están vinculados a la incidencia de ataques cardíacos.

Reloj biológico

Estos eventos suelen ocurrir cerca de la hora en que una persona despierta.

Pero hasta ahora se desconocía cuál era el impacto del momento del infarto en las lesiones que causaba en el corazón.

Para investigarlo, el doctor Borja Ibañez y su equipo analizaron datos de 811 pacientes de su hospital que habían sufrido un tipo de ataque llamado infarto de miocardio con elevación del ST, que ocurre después de un período prolongado de oclusión del abastecimiento sanguíneo al músculo cardíaco.

El doctor Ibáñez dividió a los pacientes en cuatro grupos basados en el segmento de seis horas de un ciclo de 24 horas en que había ocurrido el evento.

Descubrió que un grupo en particular, el del segmento de las 0600 am al mediodía, había sufrido los infartos más severos.

Este grupo matutino, explica el investigador, tenía niveles mucho más altos (21%) de una enzima en la sangre -que es un marcador del tejido cardíaco muerto- que los pacientes cuyos infartos ocurrieron en la noche (entre las 1800 y las 2400).

Los investigadores también descubrieron que los pacientes cuyo infarto con elevación del ST ocurrió en la pared anterior del corazón quedaron con una mayor área lesionada que aquéllos cuyos infartos ocurrieron en otras zonas del músculo.

Los científicos creen que estos resultados, si se confirman, podría conducir en el futuro a mejorar la forma como se diagnostican y tratan estos eventos cardíacos.

Pero tal como señala Judy O'Sullivan, experta de la Fundación Británica del Corazón, hasta ahora, la mejor forma de prevenir daños severos, e incluso la muerte, cuando ocurre un infarto es el tratamiento de emergencia del paciente.

"Independientemente del momento del día, entre más rápido se trate a alguien que está padeciendo un infarto, menor el daño que sufrirá. Por eso es esencial que cualquier persona que experimente síntomas de un infarto de miocardio llame a los servicios de emergencia de inmediato", señala la experta.