NOTICIA DE ARCHIVO

Las áreas de donación

Uno de los temas más polémicos, por ilegal, en materia de fraccionamientos es el correspondiente a las áreas de donación. Acorde a la Ley del Estado vigente, cada desarrollo habitacional, dependiendo del tipo que sea, debe donar un porcentaje de su terreno al municipio con el objeto de que éste sea destinado a la construcción del equipamiento necesario para satisfacer las necesidades de los futuros vecinos.

Y la polémica a la que me refiero inicia con el concepto mismo de donación. Dentro del ámbito jurídico, un acto de donación representa una acción netamente voluntaria, no obligatorio, y en este caso las autoridades correspondientes lo aplican como una obligatoriedad; por lo que legalmente debe denominarse como cesión.

El problema que se genera con esta situación, es que si algún desarrollador se ampara ante tal medida, sin lugar a dudas lo gana y por consiguiente, no tendría la obligatoriedad de ceder ni un centímetro de terreno, lo que generaría un verdadero caos urbano al no existir áreas destinadas para los distintos equipamientos.

Y la situación se complica debido a que estas áreas se convierten en baldíos al ser municipalizadas, con las consecuencias negativas que ya conocemos, debido a la falta de planeación en el suministro del equipamiento urbano por parte de las autoridades.

Pero el problema va más allá. Entre las áreas que un desarrollador tiene la obligatoriedad de donar al Ayuntamiento, se encuentran las que estarán destinadas a las futuras calles. Y aquí la ilegalidad en la que caen las autoridades correspondientes es mayúscula. En primer lugar, lo señalado anteriormente de que no es donación sino cesión.

En segundo lugar, al momento de que el desarrollador escritura a nombre del municipio la superficie destinada a las calles, éstas ya no son de su propiedad, y por lo tanto ¿cómo se le permite construir en un predio que no es de su propiedad? Peor aún, ¿cómo puede una autoridad obligar a un particular a construir en un predio que no es de él, sino del municipio? Conforme a la Ley de Gobierno de los Municipios, para que un particular pueda construir en áreas propiedad del municipio deberá contar con la aprobación del Cabildo, procedimiento que actualmente no se lleva a cabo.

Y de igual forma, es obligatorio para el desarrollador el suministro de la infraestructura en las calles, como es el caso de la nomenclatura, cuando debe ser una responsabilidad de la autoridad, con el objeto de que sean uniformes y acordes a las normas técnicas que se manejan por ellos mismos.

Bastante serio es el problema que se presenta con las áreas de donación. Reiteramos la urgente necesidad de revisar y actualizar las normas, para evitar el caos urbano y los consiguientes problemas sociales.