NOTICIA DE ARCHIVO

'Mataviejitos motorizado' en calles de Mérida

MÉRIDA, Yuc.- En menos de 20 días, un diligenciero ha atropellado a dos ancianos en el centro de la ciudad.

Daniel Martínez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Al parecer por un trauma infantil, originado quizás porque su abuelo lo golpeaba con el cinturón o porque su abuela lo obligaba a comer sopa de verduras, el motociclista Luis Alberto Castillo Ancona se ha convertido en el terror de los viejitos en calles del centro de la ciudad.

Hasta el sábado, este diligenciero de la empresa de mensajería Estrella Blanca ya había atropellado a dos ancianos en calles del centro de la ciudad en un lapso de 20 días.

De hecho, en el medio policíaco y entre la prensa ya se le conoce como el "mataviejitos motorizado".

Sobre su accidente más reciente, se informó que Castillo Ancona transitaba en una motocicleta sobre la calle 58 cuando de repente se le atravesó un anciano y lo atropelló. 

El abuelito resultó con una lesión leve y el caso se solucionó con 100 pesos que recibió el hombre de la tercera edad.

El accidente sucedió alrededor de las 11:00 horas, cuando Castillo Ancona transitaba sobre la 58 del Centro en la moto placas 0995H del DF, pero como conducía temerariamente no se percató que en ese momento estaba cruzando la calle 67 Camilo Heredia, de 60 años, y lo atropelló.

Por el impacto, el hombre cayó al suelo y se hizo una herida en la pierna derecha, que fue curada por paramédicos de la Policía Municipal.

Para buena suerte del "terror de los viejitos", el anciano no puso cargos contra el motociclista y sólo le pidió 100 pesos para un pantalón nuevo.

Arrollada por Luis Alberto

Apenas el pasado 30 de julio, Castillo Ancona atropelló María Clotilde Herrera Canché, de 55 años, cuando cruzaba la calle 62 por 64 del Centro.

La mujer cruzaba de oriente a poniente sobre la calle 62 cuando Luis Alberto la atropelló con la motocicleta matrícula ASP91, que circulaba de sur a norte y no respetó el paso del peatón, según él porque tenía luz verde del semáforo.

Por el impacto, la mujer, quien se dirigía a ver a su esposo que trabaja en la Dirección de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Mérida (a unos metros de donde sucedió el percance), cayó al suelo y resultó con una leve herida en la cabeza y algunos golpes.

Al lugar llegaron paramédicos de la PMM y de la Cruz Roja, quienes determinaron que la señora no necesitaba ser llevada a un hospital.

Querían solución a mentadas

El asunto no paró ahí, ya que se presentaron compañeros de trabajo del diligenciero y uno de ellos insistía en que la señora tuvo la culpa porque el semáforo ya marcaba la luz verde cuando ella cruzó, por lo que el perito de tránsito de la PM le explicó que si el peatón lleva más de la mitad de la arteria recorrida, los conductores le tienen que ceder el peso.

Este argumento no convenció al sujeto y le mentó la madre al perito, quien lo regañó y no se llevaron al agresor verbal porque intervino otro compañero de "Estrella Blanca" para calmar los ánimos. 

Finalmente, el motociclista fue llevado a las instalaciones de la PMM para deslindar responsabilidades.

Comentarios archivados


Por: Ciudadana25

SE PASAN!!!
Una persona de 55 años no es una viejita!!!!


Por: tono

Si se le nota la cara de ignorante a este nakete, no dudo que lo haga adrede que casualidad no?, ya vez asi surgen los sicopatas


Por: EDUARDO

La empresa Estrella Blanca debe ser más selectiva a la hora de contratar personal, para evitar que cafres del volante anden sueltos por las calles de Mérida y que empleados le falten al respecto a la autoridad pero esta última se lo tiene bien merecido por no hacer valer su mando, ya que no es posible que le insulten y sigan tan campantes. El motociclista ya lleva dos atropellamientos, afortunadamente leves pero hay que recordar que "la tercera es la vencida", por lo que antes de que eso ocurra le deben retirar su licencia