NOTICIA DE ARCHIVO

Mueren presuntos ilegales en Texas

GOLIAD, Texas.- El accidente ocurrió en el condado de Goliad; entre los muertos hay dos niños, además de 10 heridos.

Agencias
GOLIAD, Texas.- Una camioneta pick-up repleta de pasajeros, posiblemente inmigrantes ilegales, se salió de la carretera y se estrelló contra unos árboles en una zona rural del sur de Texas, en un accidente que dejó por lo menos 13 muertos y 10 heridos, dijeron las autoridades el lunes.

Gerald Bryant, portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, dijo que los 23 pasajeros estaban hacinados en la cabina y en la caja trasera. Entre los muertos por el accidente del domingo por la noche había dos niños, agregó.

"Esta es la mayor cantidad de personas que he visto en cualquier vehículo de pasajeros, y he sido policía durante 38 años", dijo Bryant en referencia a la caótica escena en el condado de Goliad.

La camioneta pick-up blanca se dirigía al norte por la carretera 59 el domingo por la noche cuando se salió del camino cerca del caserío de Berclair, en el condado de Goliad y se estrelló contra dos árboles grandes, dijo Bryant. Berclair está a unos 160 kilómetros (100 millas) al sureste de San Antonio.

Policías estatales e investigadores policiales del condado trataban de averiguar qué causó el choque. La Patrulla Fronteriza ayudaba con la investigación.

"Se desconoce si (las víctimas) tenían permiso para estar en el país o no, aunque es posible", dijo Bryant a la AP.

Inicialmente, las autoridades dijeron que 11 personas habían muerto. El lunes temprano, la despachadora del Departamento de Seguridad Pública Cynthia Duffield, en San Antonio, dijo que otros dos habían muerto en hospitales durante la noche.

Seis de las víctimas fatales seguían atrapadas en el vehículo cuando los equipos de emergencia llegaron al lugar, dijo Bryant.

"Es una escena muy caótica, y muy traumática", agregó Bryant al diario Express News, de San Antonio.

Asimismo, dijo a The Associated Press que varias de las víctimas que sobrevivieron tenían lesiones graves y sus vidas corrían peligro. Aún no tenía su condición oficial, pero lo describió como en estado "muy grave". Los heridos fueron llevados a hospitales en San Antonio, Victoria y Corpus Christi.

Un portavoz del departamento de Policía del condado de Goliad no había contestado hasta el momento los mensajes dejados por la AP.