NOTICIA DE ARCHIVO

Muestran asesinato de joven en video

CHICAGO, E.U.- Policía difunde imágenes de la muerte de un estudiante a manos de al menos cuatro pandilleros.

CHICAGO, E.U.- Cuatro jóvenes afroamericanos, de entre 16 y 19 años, quedaron detenidos ayer sin derecho a fianza tras ser acusados de la muerte a golpes de un estudiante en una batalla campal registrada cerca de una escuela secundaria, en el sur de Chicago.

Imágenes de video grabadas por otro estudiante -dadas a conocer ayer de forma completa por la policía-- mostraron que Derrion Albert, de 16 años, fue golpeado repetidamente en la cabeza con una estaca de madera, y luego varios individuos le saltaron encima y agredieron a puntapiés.

 La pelea con garrotes, hierros y piedras entre dos grupos rivales ocurrió el jueves pasado, por motivos que no fueron especificados.

Albert aparentemente no tenía nada que ver con la pelea y quedó en el medio de quienes se agredían a golpes cuando salió de la secundaria Fenger.

La Casa Blanca calificó como "crimen atroz" el asesinato de Albert en un momento crucial para Chicago cuando el presidente Barack Obama se prepara para realizar el alegato final, ante el Comité Olímpico Internacional (COI), en apoyo a la candidatura de la ciudad para ser sede de los Juegos Olímpicos 2016.

El portavoz de Obama, Robert Gibbs, cuestionado sobre el crimen, cuyas imágenes se dan a conocer en la víspera del viaje del mandatario a Copenhague para defender la candidatura de la ciudad, comentó: "Los reportes y el video que hemos visto en la televisión son de lo más chocante que uno puede ver jamás, el asesinato de un estudiante destacado (...), golpeado hasta la muerte, es un video espeluznante, espeluznante".

Según la policía, la pelea se habría iniciado entre dos grupos de estudiantes de la secundaria Fenger que viven en las inmediaciones y en un conjunto habitacional un poco más alejado.

El crimen provocó la reacción del vecindario, que desde el fin de semana ha realizado vigilias y protestas en el lugar, bajo la vigilancia de una guardia policial reforzada.

Asimismo, líderes religiosos exhortaron a las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) que ponga en práctica en forma urgente un programa anunciado recientemente para tratar de reducir las muertes violentas de jóvenes en edad escolar en los barrios más conflictivos de la ciudad.

Según un perfil de riesgo realizado a unos mil 200 estudiantes secundarios de Chicago, hay 200 de ellos que tendrían una posibilidad mayor del 20 por ciento de resultar muertos o heridos en tiroteos.

La educación pública de Chicago tiene un poco más de 400 mil alumnos, de los cuales 40 por ciento es hispano.

Durante el año escolar pasado murieron 34 jóvenes en edad escolar, y otros 290 fueron heridos de bala en incidentes callejeros atribuidos en su mayoría a conflictos entre pandillas.