NOTICIA DE ARCHIVO | NOVEDADES QUINTANA ROO
Al Buen Entendedor

Vinculación de la educación con el sector productivo

Mucho hemos discutido en Cancún acerca de la necesidad de que los procesos de enseñanza y educación media y superior se vinculen con la actividad económica y de que los educandos entren en procesos cada vez más dinámicos de articulación e involucramiento con la actividad turística.

En ese sentido las instituciones de educación han realizado notables y loables esfuerzos para vincularse con la Iniciativa Privada a partir de vonvenios de distinta índole que impulsan y fomentan las prácticas profesionales, a partir también de la participación de conferencistas, empresarios, consultores y funcionarios públicos en las aulas y sin duda se ha ido enriqueciendo poco a poco este importante proceso.

Es un hecho, sin embargo, que a pesar de todos los esfuerzos, muchos de nuestros jóvenes encuentran limitaciones de diversa índole al acceder a las fuentes de empleo.

En algunos casos el paradigma de que les falta experiencia o preparación limita su participación en áreas productivas y sus posibilidades de proyección son reducidas por el mismo empleador, en otros, la percepción es correcta, muchos jóvenes acusan falta de preparación, su visión del aspecto turístico es muy limitada, y su conocimiento teórico de los procesos de prestación de los servicios turísticos esta limitado a los contenidos de viejos libros de turismo que poco tienen que ver con la realidad operativa de Cancún o la Riviera Maya.

Poco se ha discutido, por otra parte, acerca de la necesidad de involucrar a los docentes en este proceso de vinculación.

Personalmente he tenido la oportunidad de formar parte de algunos Comités de Vinculación de algunas de nuestras instituciones educativas y en la agenda regularmente están ausentes los profesores.

Discutimos acerca de la bolsa de trabajo, de los convenios con empresas para fomentar las prácticas operativas, de las conferencias de empresarios, etcétera, pero nunca de la formación de quienes son responsables de orientar, conducir y estimular a nuestros jóvenes, los profesores.

En Cancún, como en otras ciudades supongo, se produce el siguiente fenómeno:

Profesores sin formación como docentes y sin metodología de instrucción pero con conocimientos suficientes de la actividad económica en distintos ámbitos, que laboran formalmente en algún hotel y que como un extra imparten clases, y que en la mayor parte de los casos son altamente apreciados por las instituciones de educación ante la falta de "Docentes con Experiencia Práctica". La calidad sin embargo de su cátedra es débil.

Profesores con conocimientos superiores, con experiencia probada pero con agendas saturadas y poco tiempo disponible que no les permite comprometerse, con lo cual no hay consistencia en su participación en las universidades.

Profesores dedicados en cuerpo y alma al magisterio, con formación pedagógica suficiente pero con conocimientos limitados acerca de la actividad productiva, que se reducen en ocasiones a lo que aportan los viejos y obsoletos libros de turismo mexicanos que distan mucho de la realidad de producto-mercado que significa el Caribe Mexicano en nuestro caso.

Este último grupo, tristemente son la inmensa mayoría de aquellos que con gran voluntad y vocación imparten cátedra, pero que por su misma formación carecen de una visión realista e integradora que les permita enriquecer la formación de los jóvenes.

Como en muchos casos de nuestra sociedad, el problema tiene algunos matices y orígenes económicos. En las universidades privadas de mayor nombre y prestigio es desde luego mucho más cuidada la selección del docente y mayores también las percepciones económicas de quienes imparten cátedra, aunque no son lo que deberían, hablando claro, mientras que en nuestras "pobres" instituciones públicas, el salario sigue siendo un ISSUE, diría mi cuñada que asistió a escuelas de monjas, un factor vamos, que sin duda limita la posibilidad de contar con una mayor y mejor selección de docentes altamente preparados.

Aún con ello, en las instituciones del sector público se cuenta siempre con una buena cantidad de aquellos que estando en el sector productivo dedican algunas horas a la docencia y de alguna manera enriquecen las posibilidades de educación, aunque no sean precisamente ortodoxos en la materia.

Es por todo ello, que debemos preocuparnos por que el concepto "Vinculación con el sector productivo", que hemos escuchado en tantas y tantas reuniones involucre de manera integral al profesorado. Que las prácticas operativas sean también un requerimiento para ellos, como lo son para los alumnos, que las visitas de campo a los escenarios de ocio incluyan la orientación a los académicos acerca de los procesos productivos, que los cursos y conferencias sean también dirigidos a profesores, es más que se diseñen eventos exclusivos para este importante grupo.

Todos queremos que nuestros hijos tengan los mejores maestros, pero muy pocos quieren que su hijo sea maestro.

Es necesario participar activamente para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje y con ello contribuir a formar una generación mucho más preparada para hacerse cargo de nuestros destinos?. Si los turísticos y los de la vida.

Quien esto escribe, ya prepara un próximo evento exclusivo para profesores de Turismo con el apoyo de distinguidos empresarios que pretende contribuir en algo a su formación.

Usted que puede hacer para contribuir en esta tarea, acérquese a nuestras instituciones de educación media y superior y verá la gama de posibilidades para poder apoyar, hay mucho que hacer, y hay que hacerlo, es realmente necesario, créame, se lo dejo Al Buen Entendedor?

Cualquier comentario con esta opinión vinculada con la educación dirigirlo a: sgrubiera@acticonsultores.com