NOTICIA DE ARCHIVO | NOVEDADES QUINTANA ROO

Denuncian invasión en Manuel Antonio Ay

Luís Rodríguez Durán Apoderado legal de las tierras

Por Noel Gómez

Denuncian particulares la invasión de un predio particular (Santa María) en el poblado de Manuel Antonio Ay por parte de pobladores quienes dicen ser los dueños de las fracciones de tierra ubicadas entre los kilómetros 31 y 32 de la carretera Tulum-Cobá del mencionado poblado.

Esto se da a conocer después de que ejidatarios de la zona se quejaron de que el apoderado legal de ese predio, Luis Rodríguez Durán, detenta un título que data de 1993 pero no es el legal dueño sino ellos quienes fraccionaron en siete porciones de 20 por 70 metros el terreno en disputa.

Sin embargo, según el apoderado legal de estas tierras, propiedad de Ricardo Durán Reveles, este predio es privado y "está debidamente certificado ante las autoridades del Registro Público de la Propiedad y Regulación Agraria Nacional (RAN)", por lo que no puede ser fraccionado y vendido por los ejidatarios.

"Nosotros tenemos todos los títulos de propiedad y la posesión la tenemos desde 1991 y está registrado ante el RAN desde 1993", dijo el denunciante.

En este sentido, se consultó vía telefónica a un representante del RAN, quien a través de su jefe de departamento de resoluciones de la dirección de Regularización de la Propiedad Rural en el ámbito federal, Alejandro Delgado, reconoció que la propiedad es privada, por lo que no puede ser vendida por los ejidatarios.

"Para nosotros está considerado como propiedad privada y junto a él colinda Dos Glorias, que está en vías de regularización", explicó el funcionario federal, quien agregó que esto es una invasión de tierras y que "inmediatamente se puede proceder a una demanda por invasión, por daños en propiedad ajena y despojo inclusive, para así de alguna manera obligar a que cuando se produzca una sentencia se ordene el desalojo de esos terrenos, porque son propiedad privada".

Respecto de las firmas de los avales que ceden la tierra a los ejidatarios de los entonces funcionarios, el ex presidente municipal, Gabriel Mendicuti Loría; el ex delegado de la población, Luciano Canché Cupul y el presidente de la asociación de pequeños propietarios de predios rurales del estado, Rodolfo Lavenant , el funcionario federal dijo que esta omisión de los funcionarios podría ser "grave", aunque aclaró que deben revisarse los límites de los planos, porque "a lo mejor el que se dice propietario está excediéndose".

Pruebas

Según consta en un mapa certificado del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) el terreno colinda con el poblado Manuel Antonio Ay y la carretera Tulum?Cobá.

Estas tierras donde se encuentran el rancho Santa María, Dos Glorias, el predio La Esperanza y San Pedro, de acuerdo con la cartografía están catalogadas como uso de tierra nacional, por lo que el apoderado pide que se de respuesta a la invasión que los ha despojado de parte de la propiedad de la persona que representa, ya que a pesar de haber interpuesto una demanda ante el Ministerio Público (MP)(AP PY -2248/2005 ) por despojo, privación ilegal de la libertad, secuestro, robo de vehículo y de dinero, hechos a los que los denunciantes estuvieron expuestos por los ejidatarios, la causa quedó archivada.

"Lo que hay que hacer es que Catastro haga un apeo y deslinde para corroborar las medidas que tiene nuestro predio", dijo el denunciante, quien agregó que "en el mapa que está certificado por la delegada Alicia Ricalde viene bien delimitado el ejido Manuel Antonio Ay de las tierras de uso nacional, que están fuera de la zona del ejido".

Para conocer más sobre la situación se habló con el actual subdelegado del poblado Manuel Antonio Ay, el señor José Gabriel , quien dijo que tendrían una reunión el próximo viernes para revisar el caso.

Por su parte, el presidente de la asociación de pequeños propietarios de predios rurales del estado, Rodolfo Lavenant, quien avaló la cesión de terrenos con su firma otorgando derechos de propiedad por diez años antes de que los ejidatarios hayan adquirido el título de compra-venta, explicó que esas cuestiones no las explicaba telefónicamente, por lo que prometió conceder una entrevista personal.