NOTICIA DE ARCHIVO

"Se oxida" la Ciudad Industrial de Mérida

MÉRIDA, Yuc.- Terrenos baldíos, alumbrado deficiente y maleza predominan en la zona, cuya alta plusvalía frena la instalación de fábricas.

Manuel Pool/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Alumbrado deficiente en las calles, terrenos baldíos que se han convertido en tiraderos de cacharros, llantas en medio de la maleza y un número al alza de bodegas y naves industriales desocupadas y que han quedado, en muchos de los casos, en completo abandono es el panorama en el que se encuentra la Ciudad Industrial de Mérida.

Al transitar por las amplias avenidas del lugar que lleva el nombre de Felipe Carrillo Puerto, se observa el deprimente estado que guardan muchos de los inmuebles de la zona, que permanecen cerrados, con letreros en los que se ofrecen en renta, mientras que a las puertas de algunas industrias se forman charcas que despiden desagradables olores.

El lugar, que podría albergar a algunas de las numerosas fábricas que aún operan en zonas residenciales de la capital yucateca, se encuentra subutilizado, a pesar de que en sus 128 mil 988.13 metros cuadrados alberga a más de 20 industrias de diversos ramos, como la alimenticia, joyera, textil y hasta aeroespacial.

Uno de los principales motivos de esta situación es que a pesar de que hay oferta de lotes, éstos tienen un costo de 300 a 400 pesos por metro cuadrado, además de que reubicar una fábrica requiere mucho dinero, y la mayoría, por ser pequeñas, no cuentan con los recursos para hacerlo.

A decir de la titular de la Dirección de Desarrollo Urbano, Yolanda Fernández Martínez, para sacar de las zonas habitacionales de la ciudad al menos a las empresas que contaminan el ambiente se requeriría de mucho tiempo, además de la intervención de la Secretaría de Gobernación, a fin de establecer un convenio para darle tiempo a que busque el lugar idóneo para reinstalarse.

De acuerdo con el director de Planeación y Análisis y Evaluación de Proyectos de la Secretaría de Fomento Económico, José María Palma y Gómez, la plusvalía en la Ciudad Industrial es muy alta, ya que su infraestructura está considerada de primer nivel, con bancos, hoteles, restaurantes, vialidades amplias, gasolineras, guarderías y hasta una ubicación privilegiada, a menos de un kilómetro del aeropuerto internacional.

De acuerdo con información de la dependencia estatal, en Yucatán funcionan nueve parques industriales, entre ellas las que se conocen como Bodeyuc y el P. I. Mayab, que se ubican en el tramo Mérida-Umán, y que todavía cuentan con espacios para albergar a numerosas empresas.
A pesar de lo anterior, las autoridades reconocen que los empresarios yucatecos no han tenido mucho interés en el desarrollo industrial, ya que se considera que la vocación de la entidad es más comercial y de servicios.

Escasa vigilancia a contaminantes

Ni la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), ni la Dirección de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Mérida cuentan con un registro exacto del número de industrias o establecimientos que generan emisiones tóxicas o residuos peligrosos fuera de los parques industriales de Mérida. Al respecto, el titular de la Profepa, Marco Antonio Pérez Medina, comentó que si bien es cierto muchas industrias iniciaron hace muchos años y poco a poco fueron absorbidas por la mancha urbana, esto no las exime de cumplir con la normatividad establecida en materia ambiental.

Sólo cuando existe una denuncia de por medio es cuando se realiza alguna inspección, pues uno de los principales problemas es la falta de personal para realizar este tipo de acciones de manera aleatoria. "La delegación cuenta con sólo 15 inspectores, los cuales no se dan abasto para ejercer una vigilancia adecuada en todo el territorio estatal, por lo que es importante que a través de la denuncia ciudadana nos enteren de que en una determinada industria o establecimiento se genera alguna conducta que pueda ser perjudicial para el ambiente para que podamos intervenir", señaló. El funcionario federal detalló que a la fecha se cuentan con 131 expedientes abiertos en contra de talleres, establecimientos y fábricas de diversos giros en la entidad.

Quieren fuera de la ciudad a pilar de la economía

A pesar de que la vocación del Estado no es industrial, un creciente número de fábricas de cemento, de alimentos balanceados, de productos de plástico como botellas y bolsas de polietileno se constituyen como uno de los pilares de la economía yucateca, al generar fuentes de empleo que son el sostén de miles de familias.

En Mérida se cuenta con dos zonas dedicadas ex profeso a albergar este tipo de establecimientos; sin embargo, un buen número funciona en pleno centro y en medio de colonias densamente pobladas, lo que ha generado conflictos con sus moradores, por el ruido excesivo y por las emisiones tóxicas que en algunos casos generan.

Aunque la mayoría de los industriales y empresarios locales están conscientes de la importancia de tener un manejo responsable de los residuos sólidos o peligrosos que generan con su actividad, aún existen algunos que mantienen este rubro desatendido.

En días pasados, un grupo de vecinos del rumbo del Fogón, en la colonia Miraflores, realizaron un plantón para exigir a las autoridades la reubicación de una fábrica de bolsas de polietileno que funciona en el lugar y que afirman produce emanaciones tóxicas.

De acuerdo con los manifestantes, esto ha causado serias afectaciones a los habitantes de la zona, como ardor de garganta, aumento de catarros, asma bronquial y hasta dos casos de cáncer, que creen están relacionados con la contaminación.

Al respecto, una de las vecinas, Beatriz Mestre Campos, comenta que en la planta se realiza el reciclaje del polietileno, para lo cual es necesario derretirlo, lo que produce un olor desagradable, y que de acuerdo con especialistas genera óxido de etileno que produce serias afectaciones a la salud.

Otra vecina, Ileana Moo Tapia, recordó que entre 2005 y 2007 se han registrado dos incendios en la planta, lo que ha puesto en riesgo la integridad de los pobladores.

Como este caso, ocurren muchos más en la ciudad que no salen a la luz pública porque los vecinos no se organizan para manifestar el problema o para denunciarlo ante las autoridades.
En un recorrido por diferentes puntos de la ciudad se aprecia cómo la mancha urbana ha rodeado a este tipo de industrias, mientras que en otros casos las actividades iniciaron bajo el giro de distribuidora y luego se convirtieron en fábricas.

Crean lista de fábricas peligrosas

La dirección de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Mérida, a cargo de Yolanda Fernández Martínez, trabaja en la elaboración de un padrón en el que se incluya a todas las industrias y establecimientos que manejan residuos peligrosos en la ciudad.

La funcionaria detalló que han entablado pláticas con la directiva estatal de la Canacintra, la cual está consciente del acercamiento de estas industrias con zonas de uso habitacional, pero "podemos afirmar que una mayoría de sus agremiados ecológicamente cubren todos los requisitos que establecen las normas en la materia".

Recalcó que en el caso de tener una denuncia en contra de una industria ubicada al interior de la ciudad y se comprueba que ocasiona un problema de contaminación ambiental o perjuicios a los vecinos deberá de ser reubicada.

Detalló que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) tiene una lista de giros que deben ser considerados al momento de la solicitud de autorización de un uso de suelo, pues puede tratarse de un establecimiento pequeño que por el tipo de material que maneje genere ruido, contaminantes o gases, por lo que se debe de tener muy claro la tabla de compatibilidades.

"De manera independiente, en la Dirección a mi cargo se pide como requisito para autorizar un uso de suelo que se cuenten con áreas de amortiguamiento bien establecidas, esto es, que cuenten con espacios de entre 20 y 50 metros destinadas a área verde o comercial, que ayude a que lo que sucede en la industria no afecte a la vivienda", explicó.

La funcionaria señaló que existen empresas muy grandes que no emiten contaminaciones ni realizan descargas de contaminantes al acuífero, y fábricas pequeñas que manejan residuos peligrosos como aceites y otras sustancias tóxicas; lo ideal es que salieran de la ciudad para establecerse en una zona especialmente planeada con su actividad, como la Ciudad Industrial o el Parque de Industrias No Contaminantes.

Reconoció que esto llevará un proceso muy largo y requerirá de un programa que establezca darles tiempo para trasladarse. "Se trata de industrias que tienen muchos años de funcionar y en la mayoría de los casos, la propia mancha urbana los fue absorbiendo", detalló.

Comentarios archivados


Por: carlos cuevas

QUIEN DICE QUE EL ESTADO NO TIENE VOCACION INDUSTRIAL? LO QUE PASA QUE NOSOTROS LOS YUCATECOS NOS HEMOS VUELTO APATICOS, ESTAMOS SIEMPRE EN LA INDUSTRIA DEL PLEITO Y DE LA GRILLA EN LUGAR DE HACER MARCHAS, PLANTONES, DE A DEVERAS PARA OBLIGAR A LOS GOBIERNOS A TRAER INVERSION DE A DEVERAS, UNA EMSAMBLADORA DE VEHICULOS COMO PRETENDE INSTALAR CHINA, LA BASE ESPACIAL, ESTAMOS MUY MAL LOS YUCATECOS Y NO PONEMOS EL REMEDIO.