26 de Julio de 2017

Quintana Roo

Atemorizan a la prensa en fiesta de Vallado

El evento privado del funcionario público se llevó a cabo en las palapas de la Quinta Los Abuelos.

Lo que se programó para darle cobertura de un evento social en la prensa terminó con la expulsión de los reporteros. (Redacción/SIPSE)
Lo que se programó para darle cobertura de un evento social en la prensa terminó con la expulsión de los reporteros. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Atemorizan a la prensa en fiesta de ValladoCompartir en Twiiter Atemorizan a la prensa en fiesta de Vallado
Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- En un monte en las entrañas de la avenida Huayacán, el delegado de la Sedesol, Fabián Vallado Fernández, festejó su cumpleaños el jueves pasado, en momentos en que a nivel federal el presidente Enrique Peña Nieto anunciaba movimientos en su gabinete y le cambiaban a su jefe en la dependencia, y lo que se programó para darle cobertura de un evento social en la prensa terminó con la expulsión de los reporteros del lugar del evento.

Al funcionario federal pareció no preocuparle la situación de la Sedesol, en esa fiesta que se prolongó hasta más allá de la medianoche. La Sedesol cambió de titular, salió Rosario Robles y entró  José Antonio Meade.

Al ritmo de “Hagan una bulla…”, la banda Laguna Verde ya entrada la noche invitaba a los asistentes para que corearan “Que cante Fabián… Que cante Fabián…”.

El polémico funcionario ha sido criticado por su designación al frente de la dependencia encargada de procurar alivio a las clases más necesitadas.

De acuerdo con la revista Proceso, el ex presidente del Consejo Estatal del PRD, Sergio Flores, consideró lamentable en su momento la designación, debido a la pobreza curricular del ahora delegado federal.

“La delegación de la Sedesol se convierte en un instrumento electoral del PRI en Quintana Roo”, advirtió el ex dirigente perredista. También manifestó que existe un interés faccioso y electoral detrás del nombramiento, señala la revista.

Fabián Vallado de 2005 a 2008 se desempeñó como director administrativo de Comunicación Social del Ayuntamiento de Benito Juárez.

De 2009 a 2010, fue secretario privado del diputado federal Roberto Borge Angulo. Seguidamente, de 2010 a 2011, fungió como secretario privado de Borge Angulo, candidato a la gubernatura del estado. De ese año al 2013, secretario privado del gobernante.

Y de 2013 a la fecha, delegado federal de la Sedesol.

Anteanoche jueves, Novedades Quintana Roo acudió al evento de cumpleaños para tomar unas fotos y darle cobertura en su sección de Sociales, pero a cambio guardaespaldas amenazaron al reportero y lo insultaron para que abandone el lugar. “No se puede tomar fotos, este es un evento privado”… Aunque se hizo ver que el personaje es un funcionario público.

El ataque a la libertad de prensa fue atestiguado por Fabián Vallado desde su mesa y fue quien presuntamente dio la orden con una mirada al guardaespaldas para que se fuera contra el reportero, al puro estilo del racista republicano Donald Trump, quien se negó a contestar una pregunta del periodista Jorge Ramos e hizo una señal a su equipo de seguridad para que lo retiraran de la sala.

“…Guarda tu pinche cámara”, dijo entre insultos uno de los guardias en el interior de las amplias palapas de la Quinta Los Abuelos, donde se realizaba el ágape. El sujeto haciendo alusiones a la progenitora del fotoperiodista le inquiría si había tomado fotos y quería tomar la cámara… “Ya se acabó la hora de tomar fotos, hubieran venido en la tarde…”, machacaba el guarura.

La quinta donde fue el festejo de Fabían Vallado ocupa poco más de una manzana, tiene una casa muy amplia de dos pisos con corredores de “un agua”, un par de grandes palapas de guano, una alberca y la mitad del terreno es habilitado como estacionamiento. 

Para terminar el ríspido encuentro entre el periodista y el guardaespaldas, tuvo que intervenir una de las hijas de una conocida ex funcionaria, dueña del lugar del evento.

Otro guarura acompañó al reportero y al fotógrafo hasta el auto de la empresa, se esperó a un metro de distancia hasta que los representantes de la prensa abordaron su vehículo, y los siguió con la mirada hasta verlos desaparecer en medio de la noche en el camino empedrado que dista kilómetro y medio de la avenida pavimentada Huayacán.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios