NOTICIA DE ARCHIVO

Venden en el 'San Benito' uniformes de CFE y Telmex

MÉRIDA, Yuc.- En el mercado se expenden "bajo el agua" camisas 'pirata' de las paraestatales.

Por: Ylmar Pacheco/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Las prendas con colores y logotipos de dependencias continúan a la venta en el mercado San Benito, aunque los locatarios no las exhiben, sino que las mantienen ocultas y sólo las sacan luego de realizar varias preguntas al interesado en comprarlas.

Tras un recorrido por el centro de abastos se constató que los comerciantes sólo venden las camisas a las personas que consideran "confiables".

Las ropas están debajo de otras o en bolsas ocultas bajo las mesas y sólo las sacan cuando la persona muestra mucho interés en comprarlas.

Como se recordará, hace más de un año se detectó que en los locales del mercado de San Benito se ofertaban camisas con logos de la Comisión Nacional del Agua (CNA), de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de Teléfonos de México (Telmex) y de otras paraestatales, así como de empresas particulares.

Todo parece indicar que la venta de esas prendas no les interesa a las empresas paraestatales ni a particulares como el ADO, ya que después de que MILENIO NOVEDADES dio a conocer el caso éstas se comprometieron a intervenir, aunque a la fecha no han hecho nada.

En esa ocasión, un funcionario de Telmex comentó que en la Ciudad de México ya se habían cometido varios robos y asaltos con prendas de esa empresa, así como otros con uniformes de policías.

La CFE y Pemex comentaron que corresponde a las instancias federales reportar el caso a las policíacas.

Hacen negocio

Las camisas se venden desde 200 hasta 350 pesos, aunque también se ofertan hasta en 500 pesos.

De acuerdo con una investigación se reveló que algunos trabajadores de la CFE, ADO, Telmex y Pemex, entre otras empresas, vendieron sus prendas para obtener algunos ingresos extra.

También se supo de esposas de los trabajadores que vendieron algunas camisas de esas empresas para estirar el gasto, debido a que sus esposos son enviados a otros estados o como el caso de los de Petróleos Mexicanos, que tardan en regresar hasta seis meses.
Notas relacionadas