NOTICIA DE ARCHIVO

Vendían a La Flor datos de futuras víctimas

MÉXICO, D.F.- El sujeto, un colombiano conocido como Edwin, se reunió por lo menos en una ocasión con miembros de la organización.

MILENIO
MÉXICO, D.F.- Un hombre de origen colombiano vendía a los integrantes de la banda La Flor información sobre algunas potenciales víctimas de secuestro, según las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

Testimonios señalan que el sujeto era conocido como Edwin y que por lo menos en una ocasión se reunió con miembros de la organización delictiva en un restaurante ubicado en las avenidas Miguel Ángel de Quevedo y División del Norte.

Esta persona recibía diversas cantidades de dinero a cambio de proporcionar datos sobre la ubicación, movimientos y estatus económico, entre otros informes, de personas que se convertían en blanco de un plagio.

La indagatoria de la PGJDF señala que Edwin formaría parte de una de las cinco células o grupos que tenían una función específica en La Flor durante las diferentes etapas del secuestro, la que está ubicada en el primer nivel y se encargaba de obtener información sobre las actividades de las víctimas, lo que incluía la creación de un archivo con fotografías de éstas y los sitios que frecuentaban.

Esa era parte de la labor de vigilancia que facilitaba la operación de otro grupo que tenía como misión ejecutar el secuestro o levantón, informó Milenio.

Una tercera célula tenía la responsabilidad del robo de vehículos en los que se movilizaba a las víctimas o sus cadáveres; otros cómplices se dedicaban a cuidar y alimentar a los secuestrados en casas de seguridad.

Un grupo diferente era el encargado de la negociación y cobro del rescate, en tanto que no se descarta que una de las mismas células tenía la responsabilidad de asesinar a las personas plagiadas.

De acuerdo con las autoridades locales, esta banda se regía con reglas estrictas de "disciplina" para garantizar su operación como grupo criminal.

Cruzan informes sobre "La Lore"

Autoridades de la PGJDF dijeron que continúa el intercambio de informes con el gobierno federal para determinar si existen nexos entre las bandas La Flor y Los Petriciolet (a la que la SSP federal atribuye los homicidios de los menores Fernando Martí y Antonio Equihua).

Este cruce de datos incluye la declaración de Noé Robles, asesino confeso de los menores detenido por la Policía Federal junto con un cómplice, en la que señala que no conoce a la ex agente Lorena González Hernández, "La Lore", quien fue señalada como uno de los mandos de La Flor.

Este sujeto dijo que "La Lore" no es la misma mujer que participaba en los seudoretenes policiales instalados por Los Petriciolet para interceptar a sus víctimas, pues "era güera, alta, caderona y muy voluptuosa".

Sin embargo, en diversos testimonios recabados por la PGJDF se habla de la participación de dos mujeres en los retenes. Incluso, en una declaración se indica que el presunto líder de La Flor, Sergio Humberto Ortiz Juárez, El Apá, fue visto en una motocicleta con una mujer "de aproximadamente 30 años, tez güera, cabello rubio, llenita o algo robusta".

Arraigan a plagiarios

El juzgado 3 federal penal arraigó por 40 días a cuatro presuntos secuestradores que privaron de la vida a varias personas en Oaxaca, informó la PGR.

En un comunicado, la dependencia precisó que se trata de Gabriel Blass Sánchez, El Gordo; Joan Amador Meléndez Orozco, El Mayo; Josué Abenamar Gómez Biffano, El Chino, y Rosalba Valdivieso Esteban, La Güera.

Los arraigados fueron detenidos por policías federales en Juchitán, Oaxaca, y puestos a disposición del Ministerio Público Federal al cumplimentar una orden de localización y presentación.
Notas relacionadas