21 de Agosto de 2017

Ciencia y Salud

Descubren una antigua serpiente... ¡Con alas!

A pesar de sus protuberancias adicionales, se cree que el reptil no podía volar.

La antigua serpiente aparentemente tenía 'alas' aunque no podía volar. (La Gran Época)
La antigua serpiente aparentemente tenía 'alas' aunque no podía volar. (La Gran Época)
Compartir en Facebook Descubren una antigua serpiente... ¡Con alas!Compartir en Twiiter Descubren una antigua serpiente... ¡Con alas!
Agencias
TENNESSEE, E.U.- Dentro de un sumidero de 5 millones de años de edad, en un lugar conocido como yacimiento de fósiles Grey en Tennessee, científicos estadounidenses descubrieron restos fosilizados de una antigua “serpiente alada”, informa el portal web de La Gran Época.

Se trata de una especie desconocida hasta ahora, ya que presenta protuberancias en forma de alas en sus vértebras, de ahí que fue identificada como “serpiente alada”, aunque probablemente no podía volar, aseguran investigadores de las universidades de Pensylvania y Tennesee.

También te puede interesarArqueólogos hallan un 'escondite de momias'

Los restos de este antiguo réptil se encontraban entre cientos de otros fósiles de serpiente hallados en el mismo sitio y tras un minucioso estudio, los paleontólogos concluyeron que las protuberancias en sus vértebras no coincidían con ninguna especie conocida viva o extinta.

En un artículo publicado en la revista Journal of Herpetology, los investigadores encabezados por Steven Jasinski, del Departamento de Tierra y Ciencias Ambientales de la Universidad de Pensylvania, afirman que la serpiente es un nuevo género y especie por lo que la llamaron Zilantophis schuberti.

“Las serpientes no tienen brazos o piernas, pero tienen un alto número de vértebras”, dice Jasinski, autor principal de la investigación, y añade que justo estos huesos son los que a menudo se utilizan para identificar a los fósiles.

Zilantophis (nombre de una serpiente alada en la mitología tártara) medía entre 30 y 40 centímetros de largo y llevaba únicamente amplias proyecciones en forma de ala sobre los lados de sus vértebras, donde se cree que podrían haberse unido los músculos de la espalda, explica.

Los investigadores estiman que probablemente esta serpiente vivió en la hojarasca, tal vez hacía un poco de excavación y, o bien comía peces pequeños o quizá más insectos, pues era demasiado pequeña para comer un roedor de tamaño normal.

“Las vértebras de la serpiente son muy pequeñas también”, indica David Moscato y afirma que antes de que puedan ser estudiadas bien, tienen que ser separadas meticulosamente desde el sedimento y otros huesos.

Con base en las características de sus vértebras, se cree que está más estrechamente relacionada con las serpientes rata (de la especie Pantherophis ) y las serpientes reales (Lampropeltis), ambas relativamente comunes en América del Norte en la actualidad.

El sitio de Grey es uno de los sitios más ricos en restos fósiles de Estados Unidos, los cuales datan del periodo Neógeno, que se extiende desde hace 23 millones de años a unos 2 millones de años, pues alberga una extensa diversidad de especies extintas.

Los paleontólogos consideran que el antiguo sumidero en el este de Tennessee guarda las claves de un importante momento de transición en la historia evolutiva de las serpientes, por lo que continuarán sus trabajos en el lugar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios