El culto al cuerpo

El cambio generacional y de pensamiento ha alentado a los hombres a cuidar de su cuerpo a través de dietas y ejercicio.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO, México.- En nuestra sociedad actual, la sociedad moderna,aboga por la búsqueda de la perfección del cuerpo, originado una creciente demanda de técnicas con fines estéticos relacionadas con la perfección física. En un estudio, realizado entre los lectores de PsychologyToday, se vio que el nivel de insatisfacción corporal en 1973 era de un 25% para las mujeres y de un 15% para los varones, mientras que en 1997 esas cifras habían ascendido al 56 y 43%, respectivamente. La diferencia fundamental radica en que mientras la mayoría de las mujeres querían ser más delgadas, los varones querían ser más musculosos.

Para conseguir el objetivo de perder peso existen dietas para adelgazar, algunas más saludables y de larga duración, y otras para realizar en momentos puntuales, que te indican exactamente cómo bajar de peso, como la que se encuentra en laguiadelasvitaminas.com. Con esta dieta, si se sigue estrictamente, se pueden perder cinco kilos en tres días. El secreto está en la combinación de alimentos, compatibles químicamente y que aceleran tu metabolismo. Si deseas volver a repetir la dieta, deberás esperar al menos cuatro días comiendo normal, pero no en exceso. Recuerda que precisamente ese exceso en la ingesta de calorías es lo que te llevó a la necesidad de hacer dieta.

Las mujeres habían sido, hasta hace relativamente poco, la únicas preocupadas y, a veces obsesionadas, con el culto al cuerpo. Pero en los últimos años, el hombre se ha sumado a esta tendencia, lo que ha propiciado un cambio en su estilo de vida y una mayor inquietud por su apariencia física. De este modo, nace un nuevo concepto: la metrosexualidad.

La metrosexualidad define a ese sector masculino de la población que, independientemente de su orientación sexual, cuida de manera minuciosa su aspecto físico. Cuidan su cuerpo haciendo ejercicio, cuidan su imagen con una buena vestimenta acorde a cada ocasión y siguiendo las últimas tendencias, usan productos cosméticos, como cremas hidratantes o peeling corporales…


Muchos de ellos, siguiendo la moda y cultura de los tatuajes para hombres en elmundo, buscan en internet ideas de tatuajes para hombres con imágenes increíbles, como las que se recogen en internet. Sus cuerpos son el lienzo perfecto para dibujar en él, pues como decíamos, se preocupan de mantenerlo atractivo y en buena forma. Puedes ver Mas Tatuajes para hombres aquí.

En la espalda, en el hombro o incluso en todo el cuerpo, los tatuajes son cada vez más populares, principalmente entre los varones, como venimos diciendo y, aunque su origen se remonta a la prehistoria, atribuyéndoles fines terapéuticos similares a los de la acupuntura, el tatuaje como elemento ornamental para decorar el cuerpo nació en la Polinesia.

Cuando el culto al cuerpo se convierte en obsesión

Pero como comentábamos, a veces este gusto por la belleza se va de las manos. Una cosa es cuidarse un poquito y comer sano, no abusar de la cerveza,  la panceta o los dulces y hacer un poco de ejercicio, y otra muy distinta pasarse los días levantando pesas y en la cinta de correr, recurriendo a pastillas inhibidoras del apetito, para limitar la ingesta de calorías, con demasiada frecuencia. Vivimos en un mundo que antepone la estética por encima de la ética y la salud de las personas. Ahí comienzan los problemas terribles de la anorexia y la vigorexia, que llevan a muchos jóvenes a situaciones dramáticas.

Comparable a un ejército, decía Santiago Ramón y Cajal, nuestro organismo tiene la edad de sus generales: corazón, cerebro, riñones y el pulmón. Todo va bien si se conservan saludables y en forma. Cuando se rinden, la derrota está cerca. Pero una vida saludable, no se parece a un cuerpo excesivamente esbelto, ni la belleza se equipara a unretratoescuálido de lo que un día fuimos, antes más bien lo contrario. La salud y la belleza van de la mano en una conjunción perfecta que nutre al cuerpo, alimenta la mente con conocimiento y llena el espíritu de sensaciones. En definitiva, vive una vida plena y sé feliz.

Para vivir a cuerpo de rey, que no te afecten ni te amarguen la existencia los “michelines”, ni las arrugas, ni los programas de la tele con sus absurdos cánones de belleza, ni las top-model con sus cuerpos 100% libre de grasa. Conserva tu cuerpo en buen estado, pero sobre todo, acéptalo tal como es y sácale todo el partido que sepas, reconociéndolo como parte indisoluble de ti mismo y como un utensilio a favor de tu mente y de tu espíritu, y no al contrario. Y recuerda aquellas palabras del Principito: lo esencial es invisible a los ojos.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.