Infecciones intestinales inician en la cocina

Advierten que frutas, verduras y carnes pueden contaminarse con facilidad si no se manejan con la higiene adecuada.

ENVÍA
Exhortan a limpiar periódicamente la zona donde se preparan alimentos. (Notimex)

Exhortan a limpiar periódicamente la zona donde se preparan alimentos. (Notimex)

Agencias
MÉXICO, D.F.- Especialistas alertaron que la cocina es uno de los lugares más expuestoso a la contaminación parasitaria, por lo que en la temporada vacacional, que es cuando la gente come fuera de casa, se deben redoblar esfuerzos para prevenir la parasitosis.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, en México aproximadamente siete de cada 10 personas tienen amibas y/o lombrices en los intestinos, en zonas de alta prevalencia como Oaxaca, Guerrero, Sinaloa, Baja California Sur, Yucatán, Tabasco y Chiapas.

En entrevista, el médico pediatra infectólogo, Alfredo Morayta, refirió que la parasitosis intestinal ocupa el segundo lugar entre las enfermedades transmisibles reportadas, superada sólo por las infecciones respiratorias, según informa Notimex.

El expresidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica precisó que las parasitosis intestinales pueden manifestarse a través de gran variedad de síntomas, como dolor abdominal, cansancio, gases, náuseas, vómito, diarreas frecuentes, estreñimiento e incluso anemia.

Por ello, recomendó acudir al médico si se presentan algunos de esos síntomas, además de desparasitar a todos los miembros de la familia dos veces al año, como sugiere la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los alimentos que pueden contener más parásitos son el agua, las carnes crudas, los pescados, las frutas y las verduras, aunque cualquiera puede contaminarse si se maneja sin higiene.

Morayta Ramírez comentó que los grupos de mayor riesgo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), son los niños de entre dos y cinco años, que en México representan 7.72 por ciento de la población.

También los adolescentes, es decir, 9.8 por ciento de los mexicanos, y mujeres en etapa reproductiva, que en México representan 24.56 por ciento de la población.

Al respecto, la especialista en Servicios de Alimentación e Higiene, Montserrat Sabio, explicó que la infección por parásitos se inicia cuando se comen o beben alimentos que contienen huevecillos o quistes de parásitos.

Destacó que uno de los lugares del hogar que está más expuesto a la contaminación parasitaria es la cocina, por lo cual se debe extremar la limpieza en el manejo de los alimentos.

Se debe procurar lavar la superficie de la cocina con jabón y aplicar una solución de cloro, yodo u otro sanitizante para mantenerla higiénica, señaló.

También, dijo, es recomendable utilizar tablas para cortar fáciles de lavar y que no acumulen suciedad, que no sean de madera; así como conservar el bote de basura tapado para evitar la presencia de moscas.

Sugirió que además de la desparasitación es importante lavarse las manos después de ir al baño y antes de cocinar; desinfectar las frutas y verduras que se comen crudas, y consumir los productos de origen animal bien cocidos.

Las carnes, aves, pescados y mariscos crudos se deben mantener en refrigeración, en recipientes con cierre hermético para evitar el goteo y que contaminen otros alimentos.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.