Niños hiperactivos son más vulnerables a las drogas

El TAAH afecta su desarrollo y calidad de vida, porque corren el riesgo de ser muy impulsivos.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Los niños que no son atendidos adecuadamente pueden ser víctimas de violencia intrafamiliar, deserción escolar y fracaso laboral, entre otros. (excelsior.com.mx)

Los niños que no son atendidos adecuadamente pueden ser víctimas de violencia intrafamiliar, deserción escolar y fracaso laboral, entre otros. (excelsior.com.mx)

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- El tres por ciento de los niños mexicanos padece el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TAAH), el cual afecta su desarrollo y calidad de vida, debido a que corren el riesgo de ser impulsivos y si no son atendidos son susceptibles de caer en adicciones.

El subsecretario de Integración y Desarrollo del Sector Salud, José Meljem Moctezuma, explicó que, para identificar el problema, los síntomas empiezan con inatención, impulsividad, hiperactividad, problemas de comportamiento escolar, aprendizaje y deficientes relaciones interpersonales, informa Excélsior.

Durante el 12 Congreso Internacional sobre el Trastorno por Déficit de Atención, apuntó que es necesario detectar estos síntomas, de lo contrario, esos niños podrían ser más vulnerables a caer en el consumo de estupefacientes y ser adictos.

En su oportunidad, la presidenta de la Fundación Cultural Federico Hoth, María Elena Frade Rubio, dijo que trabajan con los padres de familia, docentes, sicólogos y médicos para que cuenten con las habilidades que ayuden a los menores a estructurar sus vidas y llevar un tratamiento adecuado.


Mencionó que entre los síntomas en los menores con TDAH está que duermen poco, no siguen instrucciones, tienen energía, no se concentran en sus tareas, o lo hacen por espacios cortos, hablan mucho y pierden cosas.

Frade Rubio señaló también que se diagnostica a partir de los tres años de edad; en el 49 por ciento de las mujeres se caracteriza por la inatención y 51 por ciento de los hombres con impulsividad como principal síntoma.

Alertó además que quienes no son atendidos adecuadamente pueden ser víctimas de violencia intrafamiliar, deserción escolar y fracaso laboral, además de padecer depresión y ansiedad, por baja autoestima y poca seguridad.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.

2 COMENTARIOS

Javier

Yo tengo un niño de 7 años con algunos síntomas de trastorno por déficit de atención. No es clínicamente hiperactivo, pero es extremadamente inquieto, no para de hablar a gritos, corre a la menor provocación en cualquier lugar donde tenga espacio, brinca o se sube a todo lo que esté a su alcance...

Sin embargo, con la ayuda de las maestras que ha tenido, tiene un excelente rendimiento escolar. Está cursando tercer año y siempre ha sido niño de cuadro de honor, participativo, es muchas veces el personaje principal de las obras y festivales, es el que se aprende las efemérides más largas y el que gana los concursos de matemáticas y de Spelling Bee. Sus calificaciones en conducta no son de 10, pero está dentro del rango normal en la escuela, ocasionalmente las maestras nos llaman la atención por algún incidente o alguna observación, aunque nunca ha sido un niño agresivo ni malicioso. Por el contrario, es cariñoso, y ha sido el favorito de tres de sus maestras hasta ahora.

En casa lo corregimos constantemente y tratamos de encauzarlo. Le damos tareas y actividades todo lo posible.

Y leyendo el artículo estoy de acuerdo. Los niños así tienen una inmensa curiosidad natural y no conocen el miedo. Están listos a probar cosas nuevas. El mío desde muy pequeño hace cuanta actividad extrema se le permite, disfruta la adrenalina.

En la familia nos preocupa mucho que esa curiosidad y búsqueda de emociones en algún momento lo lleve por el mal camino. Estamos conscientes y hacemos todo lo posible por darle un buen ejemplo en casa, donde nadie toma ni fuma ni sale por su cuenta, todo lo que hacemos lo hacemos en familia. Estamos haciendo lo que está a nuestro alcance para que entienda que las substancias intoxicantes están en todos lados pero son muy dañinas, y que durante su vida va a conocer gente que las consume y lo van a invitar a hacerlo.

Espero estar haciéndolo bien y que mi hijo nunca caiga en alguna adicción, es algo que verdaderamente me preocupa y me ocupa.

Responder a este comentario6 | 0

anónimo

La palabra es Psicólogo... no "sicólogo"

Responder a este comentario1 | 0