24 de Agosto de 2017

Deportes

Athletic de Bilbao no saca la 'garra' y es derrotado por el Real Madrid

El partido quedó 2-1 a favor del equipo merengue.

Cristiano Ronaldo aprovechó un balón largo de Casemiro para colarse en el área. (Foto: Mundodeportivo.com)
Cristiano Ronaldo aprovechó un balón largo de Casemiro para colarse en el área. (Foto: Mundodeportivo.com)
Compartir en Facebook Athletic de Bilbao no saca la 'garra' y es derrotado por el Real MadridCompartir en Twiiter Athletic de Bilbao no saca la 'garra' y es derrotado por el Real Madrid
Real Madrid sacó una valiosa victoria por 2-1 sobre el Athletic de Bilbao, que vio su racha de 19 partidos invictos en casa llegar a su fin.

A través de información publicada en el portal de noticias ESPN, se dio a conocer que no fue el Real Madrid calamitoso que tarda en acomodarse a la cancha y se ve frecuentemente sorprendido el que salió a San Mamés. Se lo tomó con la seriedad que merecía la visita al campo más difícil de España. Pero sufrió lo habitual en los primeros compases. Una mala combinación entre su perene desorganización defensiva y la fuerza con la que el Athletic buscó tomar ventaja con todo lo que tenía al ataque. Lekue, Iñaki Williams y, sobre todo, Raúl García.

Diez minutos enteros en que el Madrid no daba la sensación de saber cómo mantener la compostura en defensa.

Empezaban a asomarse las dudas habituales: Marcelo, exhausto al no tener recambio, llegaba tarde a todo. Sergio Ramos apenas podía con Raúl García; Nacho y Dani Carvajal no terminaban de acomodarse y Casemiro complicaba aún más la situación por atrabancado. Si la fragilidad defensiva, sobre todo en jugadas a balón parado, no lo han dejado fuera de la carrera por el título es porque compensan con talento goleador.

Madrid encontró su primera oportunidad al contragolpe y aprovechando las limitaciones en velocidad del Athletic, se coló hasta el área para dar su primer aviso con un tanto anulado a Cristiano Ronaldo por fuera de lugar. Aunque no contó, sirvió para que el Madrid se sintiera más cómodo en la cancha. Sobre todo Karim Benzema, que a falta de ayuda por parte de Luka Modric y Toni Kroos, hacía de todo. Presionar, recuperar, distribuir, crear... Y golear.

Madrid no necesitó muchas oportunidades claras más. A la siguiente hizo efectiva su pegada. Cristiano Ronaldo aprovechó un balón largo de Casemiro para colarse en el área y servir un pase lateral a Benzema, que acompañaba en la jugada y sólo tuvo que meter el pie para batir a Kepa. Yeray se estiró todo lo que pudo para cortar, pero fue inútil. El portugués había medido perfectamente la llegada de Benzema.

Para entonces, el Madrid había recobrado algo de fortaleza atrás y ya no resultaba tan fácil para el Athletic intentar sorprender. Los locales, ansiosos por poner las tablas lo más rápido posible, empezaron a emplearse con mayor dureza.

Hubo un connato de bronca entre Sergio Ramos y Raúl García después de casi 40 minutos de los acostumbrados roces entre ellos antes de que Benzema diera el susto cuando se tiró dramáticamente al césped llevándose las manos a la rodilla después de recibir un duro golpe de Beñat. No pasó a mayores, pero propició que el Madrid bajara intensidad en la recta final de la primera parte y, en gran medida, que se mostraran cautelosos tras el descanso. El Athletic, que seguía insistiendo, les obligó a replegarse más y no tardó en ver los frutos de su trabajo. En un tiro de esquina de Raúl García pésimamente defendido, Aduriz marcó el 1-1 de un cabezazo después de quedarse solo en el punto penal.

La felicidad local duró tres minutos, hasta que Casemiro puso orden con el 2-1 tras recibir un pase de Cristiano en una jugada a balón parado. La frustración había hecho que los merengues se fueran en desbandada para asediar a Kepa, y como suele suceder cuando de verdad se proponen hacer daño, fue imposible contenerlos.

Zidane decidió dar por buena la ventaja mínima y a diez del final sacó a Cristiano y poco después, a Benzema.

Ya sin los goleadores en el terreno, Madrid se reorganizó en un bloque. Y entonces sí, armó un cerco sólido en torno a Keylor y se sentó a esperar el final con la certeza de haber resuelto con eficiencia la visita más dura que les quedaba en el campeonato para irse a la fecha FIFA con el liderato bien amarrado y sin preocupaciones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios