Comunidad extranjera de Mérida realiza fiesta retro

Estadounidenses y europeos que viven en la ciudad rindieron tributo al cantante y actor Harris Glenn Milstead, en la 'Divine Party'.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Más de cien habitantes extranjeros de la capital yucateca se reunieron, reviviendo la moda de los años 70 y 80. (Milenio Novedades)

Más de cien habitantes extranjeros de la capital yucateca se reunieron, reviviendo la moda de los años 70 y 80. (Milenio Novedades)

Joel González/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Con vistosos y estrafalarios vestuarios, en un ambiente de música disco, más de un centenar de habitantes extranjeros de la capital yucateca se reunieron para revivir la moda de los años 70 y 80, en una fiesta temática denominada Divine Party, la cual se realizó el sábado pasado en honor a la considerada drag queen más famosa de aquella época: Harris Glenn Milstead.

Bajo la piel de la ciudad de Mérida corre sangre de muchas nacionalidades que han encontrado en tierra maya un lugar para iniciar una nueva vida, estos nuevos habitantes, en su mayoría adultos retirados, han ido integrando sus tradiciones a las de los yucatecos y viceversa.

Fue el caso de la celebración en honor al famoso cantante y actor, cuya influencia en la sociedad norteamericana y del mundo se  volvió parte de la cultura de las personas que crecieron escuchando la música del icónico personaje de la música disco.

La organizadora del evento y anfitriona fue Paty Cuadros, una ex bailarina de ballet con grandes vínculos con las comunidades estadunidenses y europeas.


Explicó que la fiesta es en torno a la figura de Divine, un artista que todos admiran, por ese motivo colocó una estatua gigante del cantante en la parte central del patio trasero de su casa, que fue la sede del evento.

En honor a uno de los impulsores más importantes del movimiento “drag”, el único requisito para participar en la convivencia fue que los hombres estuvieran vestidos de mujeres y las mujeres como quisieran.

En medio del ambiente carnavalesco se pudo apreciar personas con disfraces tales como Marilyn Monroe, geishas, calaveras, Jessica Rabit y diversas caracterizaciones de “femme fatale”, así como personajes cotidianos con ciertas aplicaciones y accesorios regionales.

Al fondo del recinto se escenificó una pista de baile con telones dorados y brillantes que destellaban por as luces al ritmo del HI-NRG y la música disco que amenizó el DJ Rams, Ramón Serratos, durante las más de seis horas que duró la fiesta.

Entre las personalidades que se dieron cita en el evento destacaron: la pintora, Benne Rocket; el ejecutivo de una prestigiada multinacional, Bryan Moran; los propietarios de un conocido hotel de la calle 82, Dave Omer y Patric Greenwood, y la banquera, Carolyn Farris. 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.