23 de Abril de 2017

Entretenimiento

Metallica hace vibrar al Foro Sol en noche llena de heavy metal

Después de una ausencia de cinco años, la banda estadounidense deleitó a más de 65 mil personas en CDMX.

Más de 65 mil personas se dieron cita en el primer show de tres que ofrecerá Metallica en la Ciudad de México.(Notimex)
Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Entre recuerdos, evocaciones a la unidad entre las naciones y mucha música, la banda de “heavy metal” Metallica cimbró anoche el Foro Sol, donde hizo sonar con virtuosismo sus emblemáticos temas y también los de nueva manufactura, informa Notimex.

Al filo de las 21:30 horas, las luces del Foro se apagaron y entre gritos y chiflidos los fans de Metallica atestiguaron lo que históricamente sucede en cada inicio de show: sobre el entarimado se proyectan en pantallas leds escenas de la película El bueno, el malo y el feo, con partitura de The Ecstasy of Gold, autoría de Ennio Morricone.

La euforia de las más de 65 mil personas no se hizo esperar y apenas sonaron los primeros acordes de su más reciente sencillo Hardwired, comenzaron a gritar y brincar con gran sincronía.

La energética sesión consiguió sonadas ovaciones y ruedas humanas en las que se bailó slam con desenvoltura, se realizaron señas propias de los metaleros y sonaron chiflidos sin parar.

Atlas, Rise!, otro de los temas que integra Hardwired...to Self-Destruct, su más reciente producción discográfica, continuó con la velada en la que Lars Ulrich se manifestó en reiteradas ocasiones a favor de la unión entre naciones. "Hola México, esta es nuestra segunda casa.

No me importa quiénes son ni de dónde vienen... Somos la familia Metallica y aquí estamos", expresó con vigor James Hetfield ante los aplausos de adultos, jóvenes y niños que tenían como objetivo gozar del talento de la icónica banda estadounidense.

El repertorio que presentaron en esta su primera de tres actuaciones en el Foro Sol incluyó temas de su reciente álbum y los más emblemáticos que tienen, entre ellos One, Fade to Black y Fight fire whit fire.

La destreza y energía de la banda no se queda corta a pesar de los años, y con aires frescos Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammett y Robert Trujillo cautivaron a los presentes ya sea con sus riffs, la voz o con la sonoridad de los tambores.

Otros éxitos

For Whom Bell Tolls y The Memory Remanis fueron otros de los temas que sonaron, y antes de terminar la última pieza, Hetfield, como si se tratara de un director de orquesta, pidió que el público siguiera coreando su corazón.

Tras un solo de guitarra de Hammett sonó Welcome Home (Sanitarium), tema que escribieron en honor a uno de sus amigos que estuvo internado en un centro psiquiátrico.

Mientras cantaban, visuales sobre esta reclusión se apoderaban de las pantallas, en tanto que jóvenes "armaban" el círculo del slam.

Aunque la actuación tuvo algunos momentos de serenidad, dado que los más recientes temas aún no están en el apogeo de los fans, el ambiente que se vivió en el Foro Sol fue de fiesta, alegría y baile.

Y es que la emoción de escuchar a su banda favorita, hacía que más de uno, aun y cuando la imagen estaba desenfocada, filmará o capturara una imagen mientras bailaban al ritmo de clásicos como Sad but True, One, Hervester of sorrow y Master of Puppets.

Sin faltar Fade to Black y Seck & Destroy, en cuyas interpretaciones se exhibió, a través de audiovisuales, el boleto que vendieron en 1993 en su primer concierto en México.

Luego, tras unos minutos de ausencia del entarimado, la banda regresó a escena y con tremenda fuerza interpretó Fight fire with fire, Nothing else Matters y Enter Sandman.

Emotivos fueron los fuegos artificiales que explotaron al finalizar el concierto, pero más el "zoom" que mostró la uñeta de James Hetfield, que traía una bandera de México.    

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios