Martes, 27 de Septiembre del 2016

Game of Thrones y Veep, favoritas en Premios Emmy

Ambas series se colocan como las posibles ganadoras en la entrega de reconocimientos a lo mejor del año.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Game of Thrones es favorita para ganar el premio a la mejor serie de drama por segunda ocasión consecutiva. (AP)

Game of Thrones es favorita para ganar el premio a la mejor serie de drama por segunda ocasión consecutiva. (AP)

Agencias
LOS ANGELES.- Me gustaría decir que Game of Thrones y Veep volverán a ser premiadas como mejor serie de drama y de comedia. Y que estoy igualmente segura, por desgracia, de que no habrá derrotas sorpresivas por parte de The Americans o black-ish.

Y así es, o más o menos.

La razón de mi cautela es que este año, la academia de la televisión abandonó el enfoque de consenso en el que los nominados de cada categoría eran clasificados de acuerdo a puntos para determinar al ganador. En vez, los votantes ahora eligen su primera opción y aquella con más votos gana. El cambio surgió tras una decisión de 2015 para hacer que la votación fuera más allá de los paneles expertos para incluir a más miembros de la academia.

Pero con los cambios existe el potencial de que haya grandes sorpresas el domingo, cuando la 68va entrega de los premios Emmy se transmita a las 8 p.m. (hora del este) en ABC con Jimmy Kimmel como anfitrión.


A continuación mis predicciones para las principales categorías.

Serie de drama

Debería ganar: Game of Thrones. Las batallas, la valentía, la traición, todo está representado con una fascinante cinematografía que se adentra en el increíble reino creado por George R.R. Martin.

Ganará: Game of Thrones. El año pasado tomó sin resistencia el mayor reconocimiento de drama de las manos de los votantes que suelen ser reticentes a premiar series de fantasía. Solo se puede esperar que lo conquiste de nuevo.

Serie de comedia

Debería ganar: black-ish. La tradición y la excelencia de las comedias de situación se combina con las nuevas tendencias en esta serie. ¿Pueden mezclarse diálogos ingeniosos con temáticas sociales? La creadora Kenya Barris y el elenco lo consiguen sin problema.

Ganará: "Veep". Esta serie maliciosamente graciosa fue coronada en la categoría el año pasado y, en un divertidísimo año electoral en la vida real que apenas logra superar la sátira del programa, los votantes la elegirán para un segundo periodo.

Actor en serie de drama

Debería ganar: Matthew Rhys de The Americans. Es el ejemplo de arte dramático británico con una actuación conmovedora y matizada que logra atraer la atención del público.

Ganará: El astro de "Mr. Robot" Rami Malek, del que tanto se ha hablado, podría beneficiarse con una votación mayor. Sin embargo, nuestra boleta tiene un voto para Kevin Spacey de House of Cards. La cuarta nominación al Emmy es el amuleto de este galardonado con el Oscar y su villano político.

Actriz en serie de drama

Debería ganar: Viola Davis de How to Get Away with Murder. Encanta como una profesora de derecho sexy, aunque con ciertas debilidades. Esta actriz estelar es siempre magnética.

Ganará: Davis. Hizo historia el año pasado como la primera ganadora de raza negra en la categoría y los votantes reforzarán su admiración con un segundo trofeo.

Actor de reparto en serie de drama

Debería ganar: Kit Harington de Game of Thrones. Su valiente Jon Snow se ha destacado entre el enorme elenco del programa, pero solo llamó la atención de los Emmy cuando Snow murió y resucitó para luchar de nuevo. Eso se merece al menos un trofeo.

Ganará: Harington. Los votantes se inclinarán ante el Rey en el Norte.

Actriz de reparto en serie de drama

Debería ganar: Lena Headey. Su conmovedor retrato de Cersei Lannister haciendo su devastador "camino de la vergüenza" en la quinta temporada inexplicablemente no logró darle un trofeo. Es momento de que los votantes se rediman.

Ganará: Headey. Su tercera nominación por GOT llega cuando Cersei está nuevamente en lo más alto y Headey sigue profundizando su retrato del personaje femenino más oscuro y complejo de la televisión. Los votantes tendrán que ver la luz o si no...

Actor en una serie de comedia

Debería ganar: Jeffrey Tambor de Transparent. Era necesario un gran papel para darle a este laborioso actor el reconocimiento que se merece. Sin contar con un precedente para interpretar la vida de un personaje transgénero que poco a poco se va desvelando, Tambor ha recorrido el camino sin mellas.

Ganará: Tambor. Se llevará su segundo Emmy por el papel, es único en su clase.

Actriz en serie de comedia

Debería ganar: Tracee Ellis Ross de black-ish. La sincronía cómica, las expresiones parecidas a las de Lucille Ball y su interpretación refrescante de una madre trabajadora moderna la hacen merecedora del Emmy. ¿Qué tal el próximo año?

Ganará: Julia Louis-Dreyfus de Veep. La diestra actriz cómica ha dominado la categoría desde 2012 con su retrato de la vicepresidenta convertida en presidenta Selina Meyer. Quizá tendría que abstenerse de competir como Candice Bergen en la década de 1990 por Murphy Brown para dejar de ganar.

Actor de reparto en serie de comedia

Debería ganar: Louie Anderson de Baskets. Un actor que interpreta a una mujer que no es transgénero suena viejo. Pero el tono perfecto de Anderson lo hace innovador.

Ganará: Tony Hale de Veep. Interpreta al asistente de presidencia Gary Walsh con una perfección neurótica y despistada. Tras dos victorias por el papel no tiene motivos para estar nervioso sobre un tercer trofeo.

Actriz de reparto en serie de comedia

Debería ganar: Allison Janney, Mom. Porque es un tesoro, una actriz que logra levantar incluso los momentos más absurdos del programa y le da humanidad y gracia a los más oscuros.

(Con información de Associated Press)

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.