Miércoles, 28 de Septiembre del 2016

'Odio las guerras, pero hay que amar a los guerreros'

La Mostra de Venecia recibió con críticas mixtas la nueva película del director estadounidense llamada 'Hacksaw Ridge'.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Mel Gibson presentó su nueva película <i>Hacksaw Ridge</i>, en el Festival de Cine de Venecia. (Milenio Digital)

Mel Gibson presentó su nueva película Hacksaw Ridge, en el Festival de Cine de Venecia. (Milenio Digital)

Milenio Digital
VENECIA, Italia.-  El actor y director estadunidense Mel Gibson dividió a la crítica hoy en el Festival de Venecia con Hacksaw Ridge, un sangriento drama bélico sobre el caso de un hombre que fue a la Segunda Guerra Mundial pero que por razones religiosas se negó a empuñar un arma.

"Es un hombre corriente haciendo cosas extraordinarias en circunstancias extremadamente difíciles", explicó Gibson sobre el caso de Desmond Doss, que consiguió salvar numerosas vidas en el frente.

"Va a esa lucha armado con fe y convicción y eso me inspiró", explicó el director en rueda de prensa, adonde acudió con una camiseta que dejaba ver sus trabajados bíceps y una barba bien tupida de canas.

Andrew Garfield encarna a ese soldado que se alistó como voluntario y acudió al frente pero como personal médico. "Lo hermoso de este persona es que era una persona sencilla, pero tenía un principio simple, no quitar la vida a nadie", dijo el actor.


En Hacksaw Ridge, Gibson compone un alegato que en el planteamiento parece antibelicista pero en su desarrollo no deja de ser reaccionario y ese punto ha sido uno de las más cuestionados por la crítica.

'Odio las guerras, pero hay que honrar a los guerreros'

"Odio las guerras, pero tienes que amar a los guerreros (las personas que van al frente). Hay que darles apoyo y honrarlos. Espero que esta película honre a las personas que han ido a los conflictos y se han sacrificado tanto", señaló.

Desde el punto de vista artístico, Hacksaw Ridge, que toma el nombre de un peñón donde se libró una batalla", a muchos les recordará a "Saving Private Ryan" por los más de 20 minutos de batalla bélica con explosiones, bombas, fuego cruzado y todo un despliegue de cuerpos mutilados, vísceras desparramadas y extremidades amputadas que transmite el infierno que se vive en el frente.

En las escenas de batallas, en las que él ya se lució en su exitosa "Braveheart", lo importante es ser claro, dijo el realizador. Hay que "dar la impresión de caos y confusión, pero dejar claro lo que es. Tienes que enfrentarlo casi como si de un evento deportivo se tratara", señaló Gibson, que lleva años marginado en la meca del cine debido, entre otros, a reprobables afirmaciones y a su lucha con sus adicciones.

Apenas se coloca delante de la cámara y hoy señalaba que casi le gusta más dirigir que actuar. "Hacksaw Ridge", que se estrena en noviembre, convenientemente para entrar en la carrera del Oscar podría ser su redención, a pesar de que en su relación con Hollywood Gibson hay declarado que se limita a "sobrevivir".

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.