26 de Marzo de 2017

Yucatán

Yucatecos "disfrutan" apenas 8 años dinero de jubilación

MÉRIDA, Yuc.- Los yucatecos tienen que trabajar al menos 25 años; los varones disfrutan menos tiempo que las mujeres de esta retribución, debido a las expectativas de vida

Adultos mayores trabajan como empacadores en supermercados. (Milenio Novedades)
Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Luego de un promedio de 25 años de trabajo obligatorio, en Yucatán la esperanza de disfrutar la pensión por vejez es de sólo ocho años para los hombres, debido a las reglas laborales y de seguridad social que regulan el retiro.

En el caso de las mujeres, este periodo de estar pensionado alcanza los 12 años, ya que tienen una mayor expectativa de vida.

De acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Población (Conapo) en 2012, en el Estado la esperanza de vida de los varones es de 73 años cuatro meses, mientras que en las mujeres es de 78 años.

Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indica que la edad para pensionar a los trabajadores es de 60 años cuando se trata de una cesantía por edad avanzada, y de 65 cuando es por vejez.

La jefa de la Oficina de Pensiones de la Delegación del IMSS Yucatán, María Inés Vargas Rubio, detalló que, además de la edad, existen diversos requisitos, como el cumplimiento de las semanas cotizadas, cuyo mínimo es de mil 250, según la ley de 1997, que es el régimen actual para pensión, por lo que la mayoría de las personas obtiene este beneficio hasta los 65 años, por vejez.

Recordó que para pensiones, con el régimen anterior, el de 1973, el mínimo era de 500 semanas cotizadas (10 años).

"En ambos casos no interviene el género, sino que hayan cumplido la edad y que tengan las semanas cotizadas, que ya estén de baja de trabajos remunerados, o los que continúen en el régimen del 73 y conservan sus derechos", explicó Vargas Rubio.

La funcionaria señaló que sólo el IMSS en Yucatán tiene una población de 58 mil 735 pensionados, por lo cual eroga 318 millones 752 mil pesos.

Cabe señalar que las pensiones se otorgan por cesantía o vejez; por viudez, invalidez, riesgo de trabajo y orfandad, entre otras.

Los datos indican que más del 60 por ciento de los casos corresponden a cesantía y vejez, es decir, un promedio de 35 mil pensiones, sólo en un 20 por ciento a viudez, y un nueve por ciento a invalidez, el resto para las demás opciones de retiro.

"Se pensionan al año unas tres mil 500 personas. En el rubro con más volumen es por cesantía y vejez, que en este año, hasta octubre, llevamos dos mil 250 pensiones, incluso se rebasa la meta anual, ya que cada vez son más adultos mayores en la población", detalló la funcionaria.

Vargas Rubio indicó que hay personas que deciden seguir cotizando, a pesar de la edad mínima de 60 ó 65 años, por lo que hasta que el patrón le dé la baja se realiza la solicitud de pensión y se efectúa el trámite.

Sufren de abandono: Codhey

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), Jorge Victoria Maldonado, indicó que la situación de los adultos mayores en la entidad es de alta vulnerabilidad, ya que cada día enfrentan problemas, desde la falta de accesibilidad en el transporte urbano hasta el abandono de sus seres queridos.

"El abandono es una situación recurrente, esto lo podemos constatar en el número de ingresos a los albergues en los que trabajamos, como la Casa de Descanso de los Abuelos, donde constantemente nos reportan la incorporación de adultos mayores en mal estado de salud", detalló.

El ombudsman yucateco dijo que la falta de ingresos económicos, así como las bajas pensiones, son otros problemas que enfrentan las personas de la tercera edad, pues carecen de acceso a fuentes laborales dignas.

"Es importante ver a quienes no tienen un nivel de ingresos adecuado que les permita tener una vida digna. No todos tienen la cobertura de la seguridad social, ni pensiones. Hay muchos adultos mayores que están desamparados y no tienen ingresos, y que viven a expensas del apoyo que les den sus familiares", apuntó.

En este sentido, recordó que este año se realizó una investigación con adultos mayores que trabajan como empacadores en supermercados, la cual reveló las exigencias laborales por parte de las empresas, pero una nula reciprocidad con quienes se dedican a esta actividad de manera voluntaria.


am/ev

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios