30 de Marzo de 2017

México

¿Qué se hará con los terrenos del actual AICM?

Las 740 hectáreas que ocupa la terminal aérea serían destinados para mejorar las condiciones de vida del oriente de la ciudad.

Expertos indican que el ruido y tráfico generado por el AICM causó la pérdida de plusvalía de las casas de colonias vecinas. (Archivo/Agencias)
Alejandra Arteaga y Alejandro Domínguez/Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno de la Ciudad de México está convencido que podrá decidir sobre el uso que se dará a los terrenos del aeropuerto capitalino cuando queden vacíos en 2020 y en donde impulsará un desarrollo de inclusión social, esto para reparar el daño y revertir el empobrecimiento de las colonias aledañas.

El miércoles el gobierno capitalino presentó las conclusiones de la primera etapa de deliberación pública sobre el uso que debería darse a estos terrenos, para lo cual la Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México pidió una opinión jurídica al investigador de Ciencias Sociales de la UNAM, Antonio Azuela; una opinión de los derechos de la Ciudad sobre los terrenos al titular del Consejo Económico y Social de la Ciudad de México, Enrique Provencio; y consultó al doctor Víctor Márquez sobre las posibilidades del terreno y la zona.

De acuerdo con el documento, se debe crear un gran proyecto que incluya, además de las 740 hectáreas de los terrenos del aeropuerto, el parque Alameda Oriente, el conjunto de ASA (Aeropuertos y Servicios Auxiliares), el Deportivo Oceanía y el Bosque de San Juan de Aragón, por lo que el espacio total podría llegar a las mil 300 hectáreas.

En el apartado "La escala del territorio: un desafío histórico y cultural", el doctor Víctor Márquez propone que se debe contemplar la creación de más espacios para los ciudadanos, que contribuyan a reparar las condiciones de extrema desigualdad que se han generado durante décadas en la zona, como más parques, más espacios para disfrutar, convivir y hacer ejercicio.

Pérdida de valor

Para el secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, Salomón Chertorivski, el hecho de que el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se mude es una oportunidad para que ahí se pueda aspirar a la creación de "un desarrollo que genere inclusión".

Explicó que el AICM empobreció las zonas aledañas generando que los terrenos circundantes, en donde habita el mayor número de pobres urbanos de la Ciudad, perdieran valor por el ruido, la contaminación y el tráfico que un aeropuerto genera.

Por ello el gobierno capitalino impulsará que lo que se construya ahí sea un proyecto de reivindicación social del oriente de la Ciudad que mejore la economía de esa zona y que funcione para garantizar la sustentabilidad ecológica local y regional.

Para discutir las propuestas, proponen un proceso genuino de participación y transparencia.

¿Puede la CdMx decidir qué hacer en los terrenos?

Una vez que cierre el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) el uso de sus terrenos lo deberá aprobar la Ciudad, aunque el gobierno federal mantenga la propiedad, de acuerdo con el investigador de Ciencias Sociales de la UNAM, Antonio Azuela.

El AICM es utilizado por el gobierno federal para brindar un servicio público y su clausura en octubre de 2020 -cuando inicie operaciones el nuevo aeropuerto capitalino- extinguirá los derechos que tiene la administración federal sobre lo que ahí ocurre y el predio se incorporará a la Ciudad por lo que lo que ahí se haga deberá tener los permisos de las autoridades locales como cualquier otra obra.

Actualmente la autoridad que determina los usos que puede tener un predio como el del AICM es la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), pues es la que tiene la última palabra, pero el jefe de Gobierno puede presentar iniciativas al respecto para que se discutan en la ALDF.

La Constitución de la CdMx y el AICM

De acuerdo con Enrique Provencio, presidente del Consejo Económico y Social de la Ciudad de México, para llevar a cabo estos planes es necesario que en la Constitución de la Ciudad de México, que comenzará a discutirse en septiembre de este año y deberá estar aprobada en enero de 2017, se impulsen reformas que definan las atribuciones de las autoridades capitalinas sobre predios y desarrollo urbano en la Ciudad.

De acuerdo con el documento "Construir un consenso sobre los principios", elaborado por Provencio, deben contemplarse reformas para la planeación urbana, el ordenamiento del territorio y los espacios públicos, la coordinación metropolitana y el aprovechamiento de las zonas urbanas, así como realizarse un proyecto de urbanismo sustentable que contemple la reducción del ruido y de otros impactos negativos en la calidad de vida de los ciudadanos.

"Estamos a tiempo de acordar las pautas y modalidades del trayecto que nos prepare y lleve a decidir bien lo que queremos para que la sustitución del AICM realmente impulse oportunidades novedosas para el desarrollo de la Ciudad de México", se lee en el documento.

Estas reformas influirán en el uso que se le dará a los terrenos para propiciar "la integración del oriente urbano con las zonas más prósperas de la metrópoli, facilite iniciativas asociadas a la sociedad del conocimiento y la innovación, amplíe y mejore las opciones de esparcimiento, abra espacios públicos incluyentes, renueve al menos una parte de la infraestructura ambiental de la urbe, entre otros aspectos sustantivos que deberían orientar el gran programa de ordenamiento de ese privilegiado territorio".

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios