Martes, 6 de Diciembre del 2016
Michoacán

Asesinos de cura dijeron que son campesinos: Procurador

El funcionario dijo que no es materia del tema si son militares los dos detenidos por el asesinato de José Alfredo López Guillén.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El procurador de Michoacán dio a conocer los avances sobre la investigación del asesinato del sacerdote José Alfredo López Guillén. (Quadratín)

El procurador de Michoacán dio a conocer los avances sobre la investigación del asesinato del sacerdote José Alfredo López Guillén. (Quadratín)

Agencias
MORELIA, Michoacán.- El procurador de Michoacán, José Martín Godoy, dijo que los dos detenidos por el asesinato del sacerdote José Alfredo López Guillén aseguraron ante el juez que eran campesinos, por lo que desconoce si son militares.

“Actuaron como personas físicas, como civiles y fueron capturados como civiles, no sé si sean militares, desconozco si lo son. Ellos declararon que se dedicaban al campo, eso fue lo que dijeron al juez”, dijo en entrevista con Denise Maerker, para Grupo Fórmula, citada por Milenio.

El procurador dijo que no es materia del tema si son o no militares, pues la investigación y las órdenes de aprehensión fueron libradas en contra de civiles y así fueron capturados.

“Nosotros no los tenemos ubicados como militares”, reiteró.


Dijo que el sacerdote y los presuntos homicidas se conocían y tenían comunicación, “vía los medios de comunicación, de teléfono, bien pueden ser las redes sociales”.

Además informó que los dos detenidos se han reservado su derecho a declarar y dijo que desconoce cuál fue la naturaleza de la diferencia que tuvieron con el sacerdote, la cual derivó en su asesinato.

Cambio de protocolo

Explicó que la identificación de los presuntos homicidas se dio luego de que se poncharan las llantas de uno de los dos autos en los que viajaban y los cuales eran propiedad del sacerdote, ya que las autoridades locales de la comunidad en la que ocurrió el percance los vieron.

Tras este accidente, se pasaron al otro vehículo, el Jetta blanco, el cual terminó volcado.

Recordó que la procuraduría tomó conocimiento de los hechos por la desaparición del sacerdote, pero una vez que fue hallado el cuerpo cambiaron el protocolo de investigación a un tema de homicidio, por lo que empezaron a rastrear e identificar las evidencias del caso.

"Como consecuencia del cúmulo de evidencias que recabamos y las identificaciones que tuvimos, una vez que se identificaron a los probables responsables, nos fue suficiente para que el juez nos otorgara las órdenes de aprehensión y el área encargada se encarga de eso”, indicó.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.