Martes, 6 de Diciembre del 2016

Contacto 'fantasma' de municipales, la pieza clave del caso Iguala

La PGR ha establecido que 'El Caminante' llamó a más de 20 policías y a delincuentes de 'Guerreros Unidos' la noche de la desaparición de normalistas.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
La PGR realizó un rastreo de números telefónicos para determinar cuántas personas participaron en la desaparición de los normalistas. (animalpolitico.com)

La PGR realizó un rastreo de números telefónicos para determinar cuántas personas participaron en la desaparición de los normalistas. (animalpolitico.com)

Rubén Mosso/Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- El rastreo de números telefónicos de la Procuraduría General de la República para determinar cuántas personas participaron el 26 y 27 de septiembre de 2014 en el ataque a los normalistas de Ayotzinapa ha permitido identificar que más de 20 policías municipales de Iguala, Guerrero, tuvieron comunicación con El Caminante, de quien se presume es un jefe de la banda de Los Tilos, brazo armado de Guerreros Unidos.

El pasado 24 de abril el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), en su segundo y último informe de labores del caso, hizo mención del El Caminante, de quien dijo llamó a los teléfonos móviles de seis policías en las horas críticas contra los estudiantes. Los expertos solicitaron a la PGR profundizar en la línea de investigación para determinar la identidad de este personaje, que se cree también coordinó el ataque.

Avances

Funcionarios del gobierno federal revelaron a Milenio que la PGR cuenta con información para establecer que El Caminante no solo tuvo contacto con seis policías, sino con más de 20 la noche de la desaparición de estudiantes.

El Caminante también llamó en varias ocasiones a diversos delincuentes de Guerreros Unidos que eran halcones, es decir, vigilaban para alertar sobre la presencia de autoridades federales o militares en Iguala.


Los funcionarios consultados explicaron que la PGR aún está en proceso de identificar a El Caminante, quien se cree puede ser uno de los jefes de sicarios de Los Tilos; sin embargo, tampoco descartan que pueda ser un jefe policiaco, aunque no lo ven muy factible por la comunicación que mantenía con los halcones.

Lo anterior derivó del rastreo de más de mil números telefónicos y del análisis de siete mil sábanas telefónicas, que ha permitido identificar a más personas que tuvieron participación en los trágicos sucesos que culminaron con la desaparición de los normalistas.

La línea de investigación sobre El Caminante y que el GIEI pidió ahondar, señalaron los funcionarios, comenzó a ser analizada desde el inicio de la indagatoria, cuando la PGR atrajo el caso.

Explicaron que la colaboración de diversas empresas de telefonía ha sido fundamental para avanzar en la pesquisa, ya que hoy la Representación Social de la Federación conoce sobre otras personas que tuvieron contacto entre sí el 26 y 27 de septiembre de 2014.

Mencionaron que los sospechosos que últimamente el agente del Ministerio Público Federal ha identificado se encuentran aún bajo investigación y se espera contar con más elementos que permitan determinar su responsabilidad, para así solicitar a un juez federal una orden de aprehensión.

El número

En su segundo informe de labores, el GIEI señaló que durante toda la noche del 26 de septiembre seis miembros de la policía municipal de Iguala tuvieron comunicación con el teléfono de una persona identificada como Caminante.

El número surgió de la extracción de un peritaje forense que se practicó al teléfono confiscado a Ramiro Ocampo Pineda, El Chango, jefe de halcones de Los Tilos, quien tras ser detenido confesó haber asesinado al ex director de la policía preventiva de Iguala, Abraham Alemán García, cuyos restos abandonó en una fosa clandestina en la zona Cerro Gordo.

En el informe del caso Iguala, sin testar, al que Milenio tuvo acceso, el 14 de octubre de 2014, El Chango declaró que su jefe directo era Víctor Hugo Benítez Palacios, El Tilo o El Taí, jefe de Los Tilos; también ofreció la dirección del rancho de su patrón, en la localidad de Tijeritas.

Y agregó: “… quiero señalar que la persona que me pagaba cada mes era una persona a la cual yo conocía como El Chino, de nombre David (Cruz Hernández, bombero de Protección Civil en Iguala)… quien me llevaba mi dinero cada mes, el cual yo recibía en diversos lugares de la ciudad sin ser específico el punto de entrega… asimismo… (El Chino) quien además de pertenecer a la organización y efectuar labores de jefe de halcón en el municipio de Iguala, de la misma forma que lo hacía yo, también era empleado de protección civil del municipio y sé que se desarrollaba como bombero, y él informaba a los jefes que he mencionado con anterioridad (entre ellos, El Tilo) los movimientos de las autoridades municipales, estatales y federales; igualmente conocí a una persona a la cual sé que su nombre es Abiel, El Chaparro, y Juan Carlos Beltrán, quien también es bombero; se relevaban en horarios de informantes, toda vez que ambos utilizaban el mismo teléfono para informar a los jefes…”.

El informe del GIEI detalla lo siguiente: “Con dicho número (de El Caminante, extraído del teléfono de El Chango), Fausto Bruno Heredia sostuvo 10 comunicaciones en las horas críticas desde las 22:16 hasta las 3:42 de la madrugada, cuando él se encontraba en las Antenas cercanas a Juan N. Álvarez, a comandancia, y durante la madrugada, Antenas cercanas a Jardines y Villa de Guadalupe.

“Por su parte, Rubén Alday Marín tuvo 29 comunicaciones en horas críticas (con El Caminante), una desde la Antena Benito Juárez cercana a comandancia y el resto desde la Antena de Margaritas, entre las 23:03 y las 4:32. Los otros tres agentes que tienen comunicación con esta persona (El Caminante) son Zulaid Marino Rodríguez, Miguel Ángel Hernández Morales y Enrique Pérez Carreto.

La banda

El 30 de junio de este año, Víctor Hugo Benítez Palacios, El Tilo, señalado por jefes y operadores del grupo criminal Guerreros Unidos de ser el orquestador de la masacre contra los normalistas, fue detenido por las fuerzas de élite de la Policía Federal y del Ejército en el Hospital Center Vista Hermosa de Cuernavaca, Morelos.

En la averiguación previa de la PGR, el líder absoluto de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias Salgado, y su principal operador y jefe de sicarios, Gildardo López Astudillo, El Gil, declararon que El Tilo fue el responsable de haber iniciado el “desmadre” contra los estudiantes, a quienes identificó como “contras” que habían llegado “armados” a Iguala para tomar la plaza.

También señalaron a El Tilo de ser quien desolló al normalista Julio César Mondragón Fontes, con el apoyo del bombero David Cruz Hernández; este último cuyo testimonio fue vital para que la PGR pudiera llegar al basurero municipal de Cocula, donde se presume que los cuerpos de los normalistas fueron quemados.

En la versión pública del expediente del caso Iguala se omite el nombre de El Tilo, a quien solo se identifica como el indiciado 18; Milenop publicó que se trata de Víctor Hugo Benítez.

El Tilo, según los testimonios rendidos por diversos detenidos, como jefe de la célula de Los Peques, en Iguala, se encargó de la vigilancia de los estudiantes que arribaron a esa localidad a bordo de los autobuses con número económico 1531 y 1568, hasta el enfrentamiento en las calles de Juan N. Álvarez y Periférico Norte.

Tras su captura, el gobierno federal consideró que logró la desarticulación de la célula de Los Tilos, la cual era dirigida por Víctor Hugo y sus hermanos Osiel, Reynaldo, Salvador, Mateo, Orbelín, detenidos entre mayo y junio de 2015, quienes controlaban el trasiego de droga, extorsiones y secuestros en Iguala, Cocula, Taxco y Huitzuco.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.

3 COMENTARIOS

Alfredo Medina

Y si encuentran a ese fantasma pieza clave de todo esto entonces que pasara con esos 130 detenidos que no les han sacado ni una palabra.

Responder a este comentario0 | 0

rodrigo

Esperemos que las autoridades puedan detener al caminante para que se esclarezca el crimen de los 43, a ver si así los padres y demás estudiantes dejan de hacer protestas y vandalismo en las carreteras

Responder a este comentario1 | 0

carlos castillo

los testimonios hay estas, pero los padres no lo quieren acepta, inclusive en la marcha de los dos años por los normalistas muertos, los padres dijeron que como iba hacer posible que sus hijos fueran integrantes del crimen organizado, pero qui estan las pruebas

Responder a este comentario0 | 1