La tragedia que viven los deportados de EU

Los repatriados afirman que son víctimas de una brutal política que ha partido en dos a sus familias.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
En 2014 dos terceras partes de los deportados fueron echados de Estados Unidos sólo por cometer una infracción de tránsito. (Archivo/Agencias)

En 2014 dos terceras partes de los deportados fueron echados de Estados Unidos sólo por cometer una infracción de tránsito. (Archivo/Agencias)

Agencias
CIUDAD DE MEXICO.- Mexicanos deportados desde Estados Unidos durante la gestión del presidente Barack Obama, que viven en su propia tierra un verdadero drama personal y familiar, narraron sus experiencias que expertos califican como una verdadera "tragedia".

Los repatriados, participantes en un encuentro universitario convocado para analizar su situación, coincidieron en que son víctimas de una "brutal política que ha partido en dos a sus familias".

"Estamos en México, pero nuestros corazones están en otro lado, con nuestras familias", asegura Yolanda varona, fundadora de DREAMers' Moms USA-Tijuana, quien busca reunirse con los suyos en el futuro más cercano posible, por la vía legal.

La activista, que pasó en Estados Unidos 17 años antes de ser deportada en 2010, dijo que nunca se asumió como ilegal, sino como "indocumentada", y que la migración es "un derecho humano".


Estos testimonios fueron recogidos durante las jornadas "Bedtime Stories: Historia de Familias Separadas por la Deportación", organizado por la Universidad Iberoamericana (UIA), un respetado ateneo privado.

En este encuentro, con participación de especialistas, activistas y víctimas de las deportaciones del gobierno del presidente Barack Obama, quien durante los ocho años de su mandato ha repatriado a 2.5 millones de personas, se habló de los alcances de esta "tragedia integral" como la llamó un académico.

Los consulados mexicanos en Estados Unidos "no ofrecen ningún apoyo verdadero para representación legal"

La deportación es "una tragedia totalmente integral que nadie está viendo", un asunto "de orden global", afirmó Javier Urbano Reyes, coordinador de la Maestría en Estudios sobre Migración de la UIA. El Colegio de la Frontera Norte (Colef) señala que entre 1998 y 2014 Estados Unidos deportó a 3.5 millones de mexicanos, es decir, una persona cada hora.

El diario estadounidense The New York Times publicó en 2014 que dos terceras partes de los deportados fueron echados de Estados Unidos sólo por cometer una infracción de tránsito.

Las deportaciones se remontan desde hace 18 años, pero de hecho alcanzaron un ritmo alto a partir del 2001, tras los ataques terroristas del 11 de Septiembre, alcanzando un promedio de 200 mil al año hasta 2013, cuando llegaron a su máximo, que se situó en 400 mil, según estadísticas oficiales.

Ximena Gallegos, coordinadora del Programa de Asuntos Migratorios de la UIA, señaló que la deportación es un "acto violento disfrazado de combate a la inseguridad" y que más de 80 por ciento de los deportados mexicanos son hombres casados de entre 18 y 38 años, edad crucial para la formación de la familia.

La experta indicó que desde mediados de los 90 la política migratoria de Estados Unidos se endureció, llegando a su máximo nivel en el año 2000, cuando se realizaron 1.8 millones de deportaciones.

"Un deportado es un padre o una madre que no pueden regresar porque irían a la cárcel y que se emplean en localidades fronterizas mexicanas donde apenas ganan para sobrevivir, por lo que desatienden la manutención de su familia", señaló el analista Raúl Rodríguez. 

Robert Vivar, uno de los deportados, subrayó que los consulados mexicanos en Estados Unidos "no ofrecen ningún apoyo verdadero para representación legal" y dijo que en los 18 meses que estuvo detenido en Estados Unidos, sólo recibió una visita de 20 minutos por parte de un diplomático, cuando las asesorías legales deben ser mensuales. 

Montserrat Galván, deportada hace tres años y medio, separada de sus hijas y víctima de violencia doméstica, compartió parte de su proceso de deportación, a través de un libro de cuentos infantiles que escribió, titulado "Mamá leona luchando contra el muro".

Héctor Barajas, militar deportado en 2004 y fundador de la Casa de Apoyo a los Veteranos Deportados, ubicada en Tijuana, y John Dickie, productor y directo escocés mostraron los avances de un documental sobre el tema.

La película, coproducida por National Geographic Studios y Al Jazeera para la serie Witness, se estrenará el 30 de octubre, donde se narra el drama de los deportados mexicanos en sus más crudas dimensiones.

(Con información de ansa.it)

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.