Martes, 27 de Septiembre del 2016

¿Cómo procede EU en caso de desaparecidos?

La Universidad del Norte de Texas desarrolló un kit para recoger ADN de las familias; las muestras son tomadas por personal de justicia penal.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El objetivo del gobierno de México es poder identificar a compatriotas que pudieron morir en EU. (Octavio Gómez/proceso.com.mx)

El objetivo del gobierno de México es poder identificar a compatriotas que pudieron morir en EU. (Octavio Gómez/proceso.com.mx)

Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- En Estados Unidos los ciudadanos que denuncian la desaparición de un familiar reciben en sus domicilios un kit para que un oficial recabe sus muestras de ADN, con el propósito de cotejar si es compatible con los datos genéticos con que cuenta el Sistema Nacional de Personas Desaparecidas y No Identificadas (NamUs, por sus siglas en inglés).

En estos momentos, el gobierno de México mantiene negociaciones con los norteamericanos para que se les permita acceder al NamUs, con el propósito de identificar a compatriotas que se cree pudieron haber muerto durante su internamiento en suelo extranjero, mexicanos que son buscados hace años.

De acuerdo con información oficial del NamUs, los servicios médicos forenses de esa nación no solo registran huellas digitales de cadáveres no identificados, sino que también toman muestras genéticas para que en un futuro alguien pueda encontrar a sus familiares reportados ausentes.

La Universidad del Norte de Texas es la encargada de coordinar, a través del NamUs, a médicos forenses y al laboratorio de las fuerzas armadas encargadas de identificación de ADN; también al Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados; el Centro Nacional para Menores Desaparecidos Adultos y otros organismos encargados para identificar, recoger y realizar análisis genéticos de restos humanos.


El Centro de Ciencias de la Salud de la universidad, con fondos del Instituto Nacional de Justicia, desarrolló un kit para recoger el ADN de las familias de desaparecidos.

El kit es enviado al domicilio del denunciante: consta de guantes, un envase, lengüetas y un sobre plastificado, éste último usado para guardar los objetos antes mencionados.

También te podría interesar: Gobierno de Peña iguala la cifra de desaparecidos del sexenio de Calderón

Para poder acceder al kit, los estadounidense deben registrar en la página del NamUs información sobre la denuncia que presentaron ante las autoridades de su estado o localidad donde conste el reporte de desaparición; NamUs constata que los datos son aportados realmente por un familiar.

Ningún miembro de la familia que recibe el kit puede recoger o enviar la muestra de ADN; todas las muestras son tomadas por personal de justicia penal, quienes comprueban la identidad de los donantes de ADN; una vez que se cercioran de quién es el donante, recogen la muestra y la envían al Centro de Identificación Humana (UNT, por sus siglas en inglés) bajo cadena de custodia.

El kit incluye un documento que debe ser llenado y firmado por el donante y la autoridad que practica la muestra.

Los perfiles genéticos de los donantes son subidos a la base de datos de Familiares de Desaparecidos Índice de Personas de Codis(Sistema de Índice Combinado de ADN), donde se busca contrastar la muestra con aquellas de personas no identificadas.

El Sistema de Índice Combinado contiene perfiles humanos recabados por los gobiernos federal, estatal y local.

NamUs explica que algunos perfiles genéticos con que cuentan de personas desaparecidas derivan de artículos personales de los ausentes, como son cepillos de dientes o muestras de tejidos, mismos que se cargan en el índice de la persona desaparecida Codis.

Situaciones críticas

El Sistema Nacional de Personas Desaparecidas y No Identificadas anunció que el próximo año pondrá en marcha nuevas medidas para lograr reunir a familias durante incidentes "críticos" que se presenten en territorio norteamericano.

Algunas situaciones críticas que ha vivido la Unión Americana, explicó, fueron los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001, los atentados del 15 de abril de 2013 en el maratón de Boston, así como huracanes, brotes de enfermedades, desastres y accidentes de transporte.

"Actualmente estamos desarrollando la tecnología para proporcionar una base de datos centralizada y segura para la contabilidad de las víctimas (desaparecidos, heridos, muertos y desaparecidos víctimas)".

También datos sobre las víctimas en tiempo real y conocimiento de la situación de emergencia para ayudar a los funcionarios a dar respuesta a las situaciones que se presenten.

Funcionarios del gobierno federal dijeron que los estadounidenses cuentan actualmente con un registro de casi 89 mil desaparecidos.

La Secretaría de Gobernación envió la semana pasada al Senado el Informe Anual del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (Rnped), en el que se señala que hasta diciembre de 2015 hay 27 mil 887 personas en esa condición, de las que 26 mil 898 corresponden al fuero común y 989 al fuero federal.

Los funcionarios mexicanos también trabajan en la conformación de un registro nacional de fosas comunes y un registro nacional de fosas clandestinas para tener identificados cada uno de los restos humanos que hay sin identificar, con la finalidad de comparar las muestras genéticas con personas que buscan a familiares desaparecidos y aportan sus registros de ADN.

Hace unos días, la PGR firmó un convenio con el INE para confrontar huellas digitales de personas no identificadas que llegan a servicios médicos forenses, con la base de datos del Registro de Padrón Electoral, que cuenta con 83.6 millones de registros.

Acceso a fosas, sin celulares

En este contexto, personal de la fiscalía de Veracruz condicionó el paso a los integrantes del Colectivo Solecito al predio Colinas de Santa Fe, donde en las últimas tres semanas han hallado 80 fosas con restos humanos.

"Los padres de familia no pudieron ingresar porque traían sus teléfonos célulares", señalaron Erika Mendoza González y Rufino Bustamante, intregantes del colectivo.

"Les exigen como condición que dejen los teléfonos, pues solo el personal de la fiscalía pueden traer móvil. Les dicen que se está filtrando información sobre lo que se ha encontrado en la zona de Colinas de Santa Fe, al norte de Veracruz, cuando son los propios elementos de la fiscalía quienes la difunden seguramente", consideraron.

Bustamante agregó que "no sé si sea represalia o no, pero siempre han manejado esa situación de que no manden fotos, de que no filtren información, pero ya está la información escrita y no precisamente en medio locales, sino nacionales y extranjeros".

Enfatizó que ellos necesitan tener evidencia gráfica, archivos, pues llevan un registro de lo que se encuentra.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.