25 de Julio de 2017

México

Unas 129 especies han desaparecido en México

Según la Lista Roja de la Unión Internacional, en todo el mundo han desaparecido 834; la tasa de eliminación en el país se incrementó hasta 100 %.

El lobo mexicano estuvo apunto de la extinción, pero afortunadamente se capturaron algunos ejemplares y se ha podido recuperar la población en cautiverio. (lobomexicano.org.mx)
El lobo mexicano estuvo apunto de la extinción, pero afortunadamente se capturaron algunos ejemplares y se ha podido recuperar la población en cautiverio. (lobomexicano.org.mx)
Compartir en Facebook Unas 129 especies han desaparecido en MéxicoCompartir en Twiiter Unas 129 especies han desaparecido en México
Fanny Miranda/Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- De las 834 especies extintas en el mundo, en México han desaparecido 49; entre las más emblemáticas destacan el oso grizzly u oso gris mexicano, la foca monje del Caribe y el carpintero imperial; sin embargo, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) calcula que la cifra en el país puede ser tres veces mayor.

“49 es el número oficial de la Norma Mexicana 059, donde están las especies en riesgo, pero hay algunos documentos que nos dicen que son más, que señalan que hay alrededor de 129 y eso es una señal de que no tenemos muy buen termómetro para saber cómo está nuestra naturaleza”, indicó en entrevista con Milenio Carlos Galindo Leal, director de Comunicación de la Ciencia de la Conabio.

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 059 Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) 2010, de las 49 especies extintas en México, 19 son aves, 11 mamíferos, 13 peces y seis plantas. Hasta el momento la NOM no tiene registrada la desaparición de hongos, invertebrados y reptiles. Sin embargo, 475 especies se encuentran en peligro de desaparecer, 896 están amenazadas y mil 185 sujetas a protección especial.

“La foca monje del Caribe fue eliminada al principio de que llegaron los españoles. En los años 50 desapareció el carpintero imperial, que era el carpintero más grande del mundo y vivía en Chihuahua y Durango. Ahí en esa zona también estaba el oso grizzly, pero en los años 50 se cazaron los últimos. Es muy evidente que la cacería directa, supuestamente por deporte, fue la que acabó con los últimos en México.

“El lobo mexicano también estuvo en esa situación, afortunadamente se capturaron algunos ejemplares y se ha podido recuperar la población en cautiverio”, destacó Galindo Leal.

La sexta extinción

Alejandro Olivera, representante en México del Centro para la Diversidad Biológica, destacó que la tasa de extinción se ha incrementado en más de 100 por ciento desde la época de la Revolución Industrial.

“A la época que estamos viviendo se le llama ‘sexta extinción masiva de especies’. Por ejemplo, hace 65 millones de años se vivió una extinción; por causas naturales desaparecieron los dinosaurios, pero esta sexta es por causa de la intervención del hombre”, destacó el especialista.

De acuerdo con Galindo Leal, una de las principales causas que provocan la extinción de especies es el deterioro y pérdida de su hábitat, lo que reduce su población hasta desaparecer. La segunda es su extracción, que provoca la sobreexplotación de las mismas —como en el caso de las cactáceas y orquídeas—.

La tercera causa es la introducción de especies invasoras, ya que “compiten con las locales, transmiten enfermedades o se las comen, afectando principalmente a peces y aves.

“El comercio de mascotas es otra causa; por ejemplo, el perico monje que se trajo de Argentina ha desplazado a las especies nativas”, alertó el vocero de la Conabio.

Agregó que la cuarta causa de la desaparición es la contaminación del suelo por fertilizantes y herbicidas, “que no solo acaban con plantas e insectos, sino que matan anfibios, como ranas, salamandras y ajolotes”.

Aves, las más afectadas

De acuerdo con la NOM 059, entre las 19 aves extintas en México se encuentran la paloma del socorro, el cisne trompetero, el caracara quebrantahuesos de Guadalupe, el pinzón del Mar de Cortés y el zanate de Lerma.

Entre los 11 mamíferos desaparecidos en vida libre, ocho son ratas y ratones, como la rata canguro de San Quintín, mientras que la mitad de los peces exterminados son variedades de carpa u otros pequeños.

“Entre los peces catalogados como extintos hay especies que vivieron en cuerpos de agua muy reducidos, como en Nuevo León, donde había un pececito que se llama cachorrito de Potosí; estaba restringido a un manantial. Los cuerpos de agua pequeños son muy vulnerables a desaparecer”, comentó Alejandro Olivera.

De acuerdo con la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), en el mundo se han extinguido al menos 834 especies de animales.  

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios