24 de Marzo de 2017

México

Para Góngora Pimentel, sus hijos autistas no pueden divertirse

Impugna sentencia de manutención, porque considera que sus descendientes son de 'estatus social medio bajo'.

El salario por jubilación de Góngora Pimentel asciende a 350 mil pesos. (presidencia.gob.mx)
Agencias
MÉXICO, D.F.- El expresidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Genaro Góngora Pimentel, impugnó la decisión de un juez que lo obligaba a pagar el 35 por ciento de sus ingresos por concepto de pensión alimenticia para sus dos hijos, alegando que no se tomó en cuenta el “estatus social medio bajo” de ambos.

Góngora solicitó al tribunal tomar en cuenta dicho estatus, por lo que llamó a otorgar el nivel de ingresos que le correspondería a la madre, Ana María Orozco Castillo, quien se encuentra encarcelada por presunto fraude, según reveló el portal Aristegui Noticias.

Pidió, además, excluir cualquier gasto por concepto de diversiones, al argumentar que sus dos hijos autistas, “se ven imposibilitados para divertirse”.

A diferencia del 35 por ciento que se le había obligado a pagar como pensión, el exministro, cuyo salario por jubilación ahora asciende a más de 350 mil pesos, calculó que lo correcto era otorgar un gasto de 12 mil 818 pesos mensuales por cada niño.

Góngora Pimentel presentó un desglose de gastos por alimentación, ropa, calzado, colegiaturas y útiles escolares, todo conforme a un estatus de “clase media baja”.

Indicó que como padre le corresponde brindar una vida decorosa a sus hijos, “sin lujos”, pero que resultara suficiente.

Mencionó que no agregaba como gasto la salud de los niños pues, apuntó en el recurso, pagaba un seguro de gastos médicos mayores; sin embargo, la familia sostuvo que ese seguro fue cancelado cuando el pleito entre Góngora y su expareja llegó a tribunales, ya que ésta lo demandó por no otorgar una pensión alimenticia de forma periódica.

El exmagistrado calculó uno a uno los rubros en los que pudieran gastar sus dos hijos con autismo; para el rubro de comida, estimó un gasto de 4 mil pesos mensuales; incluso, apuntó lo que se gastaría en carne, papa, entre otros comestibles.

En gastos de vestimenta, Góngora Pimentel propuso a la juez 600 pesos mensuales; mientras que para colegiaturas, indicó que lo correcto serían 5 mil 600 pesos al mes, más mil 600 por útiles escolares.

En suma, reconvino a la juez a establecer una pensión de 12 mil 818 pesos mensuales para sus hijos, por gastos en ropa, calzado, comida, colegiaturas y útiles, y no el 35 por ciento de su salario.

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios