Niños mexicanos duermen menos

La falta de horas de sueño puede explicar problemas como déficit de atención y obesidad.

ENVÍA
La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños en edad preescolar duerman entre 11 y 13 horas. (4.bp.blogspot.com)

La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños en edad preescolar duerman entre 11 y 13 horas. (4.bp.blogspot.com)

Agencias
MÉXICO, D.F.- Los niños mexicanos suelen dormir de dos a tres horas menos que los de otros países como España y Alemania, lo que podría explicar parte de problemas crecientes como el déficit de atención y la obesidad, un mal que encuentra a México como número uno mundial.

De acuerdo con un estudio realizado por expertos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) , el motivo de la falta de descanso entre los niños mexicanos obedece principalmente a "los malos hábitos de los padres respecto de la calidad de sueño".

Según las conclusiones de esta investigación, una menor cantidad de horas de sueño hace que se vea afectado el crecimiento, el desarrollo cognitivo, la salud mental e incluso el peso corporal de los niños mexicanos, según publica el sitio web ansa.it.

La autora del estudio, Yoaly Arana, comparó las horas de sueño de pequeños mexicanos de entre cinco y doce años con otros de España y Alemania en el mismo rango de edad, y notó que si los europeos duermen entre nueve y once horas, los mexicanos sólo duermen entre siete y nueve.

México ocupa el lugar número uno en el índice de obesidad infantil

Esta situación "incide en el coeficiente intelectual, en la memoria, en la atención, pero también en el desarrollo", explicó la investigadora.

"Se ha observado que los niños que duermen menos son más bajitos y se ha comprobado que, mientras menos horas dormimos, el índice de masa corporal aumenta", expuso.

Según la especialista, este último es un dato "importante" porque México ocupa el lugar número uno en el índice de obesidad infantil.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños en edad preescolar duerman entre 11 y 13 horas por día incluyendo la siesta, y que un niño en la etapa escolar lo haga hasta 12 horas.

El estudio reveló que los niños reaccionan de diferente manera cuando sufren de falta de sueño que los adultos, pues mientras estos suelen bostezar constantemente y mostrarse cansados, los niños se muestran irritables e hiperactivos.

"Muchos niños con déficit de atención están mal diagnosticados: hay estudios a nivel mundial donde se observa que el 30 por ciento de los niños que son tratados por déficit de atención tienen un trastorno del sueño", consideró.

"Un niño que no duerme bien tiene problemas para mantener la atención, y mucha dificultad para memorizar cosas, será agresivo, no se puede mantener quieto, puede golpear, insultar y ser poco tolerante a la frustración", expuso la estudiosa. El reporte académico revela que el ser humano dedica aproximadamente una tercera parte de su vida a dormir, pero en los últimos dos siglos años han disminuido las horas dedicadas al descanso.

"Hace 200 años la población dormía, en general, entre dos y tres horas más de lo que se duerme ahora, tanto en adultos como en niños", dijo. Las consecuencias de este cambio en el estilo de vida se reflejan en menor productividad, mayor ausentismo laboral y más accidentes tanto de tránsito como en el trabajo, sostuvo.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.