27 de Junio de 2017

Yucatán

El verdadero mal del autismo es la 'ignorancia'

Muchos niños con este trastorno llegan al médico porque son víctimas de 'bullying'.

El hospital T-1 atiende a 60 niños con autismo cada mes. (Imagen estrictamente ilustrativa/ Milenio Novedades)
El hospital T-1 atiende a 60 niños con autismo cada mes. (Imagen estrictamente ilustrativa/ Milenio Novedades)
Compartir en Facebook El <i>verdadero mal</i> del autismo es la 'ignorancia'Compartir en Twiiter El <i>verdadero mal</i> del autismo es la 'ignorancia'
Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Muchos niños con autismo llegan con el especialista porque sufren de acoso por parte de sus compañeros. Según los médicos, es en las aulas donde se pueden detectar los primeros signos del Trastorno del Espectro Autista (TEA), sin embargo, existe un gran desconocimiento al respecto.

“En las escuelas se ignora mucho sobre el autismo. Tenemos problemas con niños que llegan a la consulta porque sufren “bullying” por su condición de autismo, por lo que es inaceptable que los maestros y directores no comprendan un trastorno ni muestren interés por aprender sobre el tema”, advirtió Julia Rosa Ribbon Conde, Neuropediatra del Hospital General Regional Lic. Ignacio García Téllez.

Reveló que en la consulta se atienden al mes a 60 pacientes con TEA, pero los casos han ido en aumento.

La doctora Ribbon Conde explicó que el Trastorno del Espectro Autista (TEA) es una alteración en el área de la comunicación y la socialización. Un niño con autismo puede ser motrizmente normal, sin embargo, a la hora de comunicarse y entablar relaciones sociales es donde presentan la afectación.

Tal vez te interese: ¿Padeces un trastorno de sueño? Puede afectar tu salud

"Son niños que prefieren estar aislados, incluso cuando están con su misma familia. Las reglas sociales para ellos no son importantes: el saludar o el comer adecuadamente sin mancharse.", expresó.

Por último recalcó que el autismo no es una enfermedad, es una condición que básicamente provoca una alteración en todo tipo de comunicación y muchas veces suele acompañarse de movimientos repetitivos que no tienen ningún fin pero a los niños que lo presentan les sirven como una manera de autorregularse, es la forma en que ellos se sienten en contacto con el entorno ya que mayormente el contacto es con ellos mismos”, apuntó el doctor Novelo del Valle.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios