Inician fiestas patronales con bajada del Cristo de las Ampollas

Integrantes de gremios y feligreses participan en la bajada, procesión y veneración del Cristo en la Catedral de Mérida.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Con la bajada del Santo Cristo de las Ampollas en la Catedral de Mérida iniciaron las fiestas patronales. (SIPSE)

Con la bajada del Santo Cristo de las Ampollas en la Catedral de Mérida iniciaron las fiestas patronales. (SIPSE)

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Con  muestras de fervor y fe, unas 500 personas, entre integrantes de gremios, invitados y feligreses se unieron este miércoles para tomar parte en la tradicional “bajada” del Santo Cristo de las Ampollas, de la Santa Iglesia Catedral de Mérida, con lo que oficialmente dio inicio a la esperada y tradicional fiesta patronal.

Ataviados algunos con trajes regionales y portando con orgullo los estandartes de sus respectivos gremios, -son 20 y la mayoría con más de un centenar de haber sido fundados-, los feligreses se reunieron desde ante de las nueve horas en el estacionamiento del Ayuntamiento, en la calle 63 con 64, y a las 10 de la mañana se enfilaron en procesión a la Catedral hasta llegar al altar donde se encuentra la venerada imagen.

Ahí entraron únicamente los 22 custodios, todos con un crucifijo colgado al cuello y vestidos de blanco, y tras unos momentos de reflexión se procedió a bajar al  Santo Cristo de las Ampollas de su altar.

La venerada imagen de un peso aproximado a los 400 kilos, incluida la base, fue cargada en procesión por ocho personas, que reciben ese derecho al ser cedido por invitación del que dejara su lugar y con el requisito de que tiene que formar parte de una familia que sean socios de algún gremio. 


Un agremiado, al sentir que ya no podía, al ver que la gente mayor no se quejaba, sacó fuerzas y acabó la procesión

“Es un privilegio y honor formar parte de este selecto grupo. Lo hacemos con todo el respeto y devoción que significa cargar al Santo Cristo de las Ampollas”, expresó Juan Pablo Andrade, de 26 años de edad y que lleva tres siendo cargador de la imagen.

Con evidentes signos de cansancio, pero feliz de haber experimentado por primera vez esta experiencia, expresó sentirse William Solís, de 20 años, quien admitió que por momentos sintió el deseo de decir ya no puedo, pero al ver a sus demás compañeros, la mayoría gente mayor sin quejarse y mostrando signos de endereza, sacó fuerzas y acabó la procesión, que recorrió la Plaza Principal, retornó a la Catedral, siendo colocada la imagen frente al altar mayor para su veneración.  Una vez concluida este acto de fervor, fue colocada a un costado, donde permanecerá hasta el 17 de octubre cuando sea devuelta a su capilla, al concluir las fiestas.

Sin lugar a dudas, algo que llama poderosamente la atención son los estandartes que llevan con gran devoción y orgullo los integrantes de los gremios, algunos de llamativos colores, con bordados en hilo de oro, como el que traía doña Cecilia Canul Segovia, de 77 años de edad, de los “Devotos del Santo Cristo de las Ampollas”, que mandó hacer hace 12 años con las hermanas religiosas de San José, después de que los anteriores socios dejaron la agrupación y ella se hizo cargo junto con unas 35 socias.

“Siempre quise formar parte de un gremio hasta que se dio que los anteriores socios decidieron dejar y para que no desaparezca entramos al rescate”, recordó doña Cecilia, quien añadió que es devota al Santo Cristo de las Ampollas, al que le pide que le de sus bendiciones para recibir salud, paciencia y fortaleza.

Hablan más agremiados

Otra señora de la tercera edad que no podía ocultar su orgullo de pertenecer a un gremio es Beatriz Perera, quien lleva 15 años de ser socia del gremio Juventud Católica.

“Es maravilloso formar  parte de un gremio, pues uno recibe todo tipo de bendiciones  y además contribuimos a preservar nuestras bonitas tradiciones”, añadió la señora Cecilia, vestida de elegante terno.

Ángel Sansores, de 30 años de edad, comentó que para él está es una manera de honrar a Jesucristo y formar parte de algo tan importante como lo son los gremios.

Posteriormente a la bajada, procesión y veneración de la imagen, el sacerdote Antonio Flores Cervera  ofició una misa de acción de gracias.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.