24 de Mayo de 2017

Opinión

Adhara, estrella de Yucatán para la Marina

La empresa yucateca Alonrod desarrollará el Sistema de Navegación Inercial para la Naval.

Una tarde de la primavera de 1973, en la banda de estribor del buque escolta "Cuitláhuac", atracado en Acapulco, en una academia de conocimientos marineros el instructor lanzó la pregunta: ¿Cuándo creen que la Armada tendrá un portaaviones? Y él mismo se contestó: Cuando los barcos de Estados Unidos anden volando. Aludía así al atraso en tecnología y equipo de nuestra Marina.

Sin embargo, la Armada de México ha modernizado sus unidades operativas y equipos, lo que habla de una constante renovación del poder naval de la Federación. Y en este tenor se inscribe el anuncio hecho el pasado miércoles, de que el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica y la empresa yucateca Alonrod desarrollarán el Sistema de Navegación Inercial (INS, por sus siglas en inglés) Adhara para buques de la Marina de guerra y otro tipo embarcaciones.

El INS suele utilizarse en la navegación marítima, aeronaves, misiles y naves espaciales, ya que es capaz de detectar cambios en la posición geográfica, velocidad y orientación, y es inmune a interferencias que pueden sufrir otros sistemas, como el GPS. El modelo militar de Adhara se considera un primer paso en el retorno de la Semar a las Capitanías de Puerto y en la construcción de patrullas oceánicas con mayor autonomía.

Además de ser una buena noticia para la Marina, Adhara es una "estrella" para Yucatán, pues suma a las inversiones y es señal de que, como bien se dijo, la entidad está haciendo de la ciencia una política de Estado.

Por otra parte, el INS Adhara no es el primer diseño que impulsa la dependencia naval. En 2001, con la creación del Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Armada de México, reforzó la vinculación con centros de investigación nacionales para desarrollar proyectos de interés de la Semar, entre ellos: simuladores tácticos para capacitar a futuros comandantes de unidades operativas, campos de tiro virtuales, sistema de información geográfica náutica, desarrollo de radares, consolas tácticas de navegación, giróscopos basados en fibra óptica, cámara infrarroja y... hasta un misil naval.

Aún no vuelan los barcos de la US Navy, pero la Marina mexicana navega con buen rumbo para enfrentarse a los desafíos del presente y del futuro.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios