25 de Mayo de 2017

Opinión

Entre lamentos y celebraciones

Como cortina de humo, se usarán cenas para festeja al maestro, cuyo aumento salarial quedó en "nada": 11 pesos al día.

De nueva cuenta el incremento anunciado al magisterio y personal de apoyo quedó por debajo de la tasa anual del Indice Nacional de Precios al Consumidor, que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) estimó en 5.8 por ciento para el pasado mes de abril. Luego de ser palomeado por el pleno del Consejo Nacional del SNTE, se hizo oficial el anuncio del aumento directo al salario de 3.08 por ciento, cifra menor al 3.15 otorgado el año pasado.

Buscando paliar la inconformidad de los maestros, se anunció que para Educación Básica su aumento sería del 5.48 por ciento, englobando un 0.42 más de fortalecimiento al salario y otro 1.98 para prestaciones. Por su parte, el personal docente, no docente y de apoyo y asistencia a la educación Media Superior y Superior (homologados) fue castigado con un 5.06 por ciento, tratado en 3.08 al salario y 1.98 en prestaciones y sin el fortalecimiento. Igual fue tratado el personal de apoyo y asistencia a la educación, para ellos se dio el 3.08 por ciento a su sueldo, 1.98 a prestaciones y 0.27 en fortalecimiento para un total de 5.33 por ciento. Entre otros, se anunció un aumento a la compensación nacional única para llegar a 4 mil 394 anuales.

Con estas cifras, se amarran las manos a la CNTE y se evita el chantaje a sus gobiernos locales para que negocien otras prestaciones, ya que, desde 2014, y de acuerdo con la Ley de Coordinación Fiscal, el sindicato magisterial, como representante legal y legítimo de los trabajadores de la educación de todo el país, negocia con la SEP un sólo pliego de carácter nacional, sin embargo, la CNTE movilizará a su gente para protestar a su manera.

Por otra parte, la pasividad del magisterio se vio reconfortada con las diferentes celebraciones y agasajos organizados en su honor, entre ellos la cena que la Secretaría de Educación (Segey) les ofreció el martes pasado, donde muchos se quedaron con las ganas de asistir, pues no a todas las escuelas les llegaron los boletos de entrada. De igual manera, sus representantes sindicales, tanto de las secciones 33 como 57 del SNTE y los sindicatos independientes, les ofrecerán sendos bailes, donde la cena y las rifas de artículos les harán olvidar su paupérrimo aumento de 170.98 pesos quincenales para un maestro de primaria de plaza inicial, es decir unos 11 pesos diarios que de poco sirven a sus familias.

[email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios