IMSS atiende a 250 pacientes con epilepsia al mes en Yucatán

El Hospital T-1 de la institución tiene una gran demanda en cuanto al servicio relacionado con este padecimiento.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Más de 20 mil yucatecos padecen la enfermedad de la epilepsia. (Foto de SIPSE)

Más de 20 mil yucatecos padecen la enfermedad de la epilepsia. (Foto de SIPSE)

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- En Yucatán, una de cada 100 personas padece epilepsia, el 70 por ciento de los casos se inicia en la infancia; 20 por ciento se desarrolla durante la adolescencia y, el 10 restante se da en etapas tardías. 

Este trastorno es la causa de la mitad de consultas que se brindan en el área de Neurología del Hospital T-1 del IMSS. La institución atiende en promedio a 250 pacientes epilépticos cada mes. 

José Antonio Gien López, neurólogo del citado nosocomio,  explicó que la epilepsia es una enfermedad neurológica crónica, producida por descargas eléctricas excesivas y recurrentes de un grupo de neuronas, que en el 50 por ciento de los casos ocasiona crisis convulsivas.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, se estima que en México hay dos millones de personas con epilepsia, en la mayoría de los casos el principal síntoma es la convulsión, que se manifiesta con mayor frecuencia durante la infancia y en adultos mayores de 60 años.


Gien López precisó que este trastorno se debe principalmente a causas genéticas o hereditarias, pero también a cuestiones secundarias como neurocisticercosis (presencia de parásitos en el sistema nervioso central), complicaciones al nacer, algún evento vascular cerebral (trombosis o embolia),  haber sufrido algún golpe fuerte en la cabeza, entre otros motivos.

El especialista destacó que esta enfermedad tiene consecuencias de tipo neurológico, mental, psicológico y social, porque prevalece como un padecimiento en el que se estigmatiza y discrimina a quien la padece.

“Es de suma importancia el diagnóstico oportuno de la epilepsia  y es preciso recalcar que  el medicamento para cada caso es distinto, personal y no debe interrumpirse, a fin de evitar que aumenten las crisis epilépticas”, comentó.

Para diagnosticar este trastorno, se practican estudios como: electroencefalograma, para registrar la actividad eléctrica del cerebro; tomografía computarizada y resonancia magnética, para evaluar alteraciones y estudios metabólicos, para identificar modificaciones en lípidos y aminoácidos.

Difícil de curar, pero controlable

Agregó que la epilepsia no tiene cura a corto plazo, pero los ataques pueden ser controlados en intensidad y frecuencia con el tratamiento adecuado. De lograrse este objetivo durante varios años, indicó, existe la probabilidad de aliviar la enfermedad.

Es importante que las personas epilépticas sigan medidas generales de control, como abstenerse de consumir alcohol y drogas, no desvelarse y evitar las luces que generen efectos de flash, así como períodos prolongados frente al televisor o computadora

Finalmente, el especialista en Neurología dijo que todos los familiares del paciente deben saber acerca de este padecimiento para poder ayudarlo en caso de sufrir una crisis y medir el tiempo de su duración, momento en el cual el cuidador debe mantener la calma, voltear al paciente de lado para evitar que se asfixie y acompañarlo hasta que se recupere

En caso de persistir la convulsión, la persona deberá ser trasladada de inmediato al servicio de urgencias. 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.