19 de Agosto de 2017

Yucatán

 / Cuaresma

'En Cuaresma, de nada sirve no comer carne y comer platos caros'

La Cuaresma es una buena oportunidad para estar más con Jesucristo, afirma sacerdote.

Sacerdote pide no comprar alimentos caros durante Cuaresma, fechas en las que se promueve la abstinencia. (Imagen ilustrativa/ Milenio Novedades)
Sacerdote pide no comprar alimentos caros durante Cuaresma, fechas en las que se promueve la abstinencia. (Imagen ilustrativa/ Milenio Novedades)
Compartir en Facebook 'En Cuaresma, de nada sirve no comer carne y comer platos caros' Compartir en Twiiter 'En Cuaresma, de nada sirve no comer carne y comer platos caros'
William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Aunque la Iglesia marca el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo como fechas para hacer ayuno y abstinencia de carne, cualquier día de la Cuaresma e incluso del año se puede realizar y ofrecer estos actos de penitencia al Señor Dios, expresó el Pbro. Jorge Martínez Ruz.

El sacerdote también subrayó que no es válido aprovechar los días de abstinencia y en vez de comer carne de cerdo o res se ingieran comidas más caras, mejores, o que se caiga en el fanatismo de un ayuno en el que no se quiera comer nada, pues es necesario cuidar la salud.

“De nada sirve, por ejemplo, hoy no voy a comer carnes rojas y en cambio me como un plato de camarones. Aquí no hay sentido de penitencia”, enfatizó.

En el caso del ayuno, reiteró que es el Miércoles de Ceniza y Viernes Santo, “es una obra de piedad en la que nos privarnos de algo, se lo ofrecemos a Dios y nos ayuda a sentirnos necesitados de él”, agregó. 

“Los enfermos están dispensados de hacer ayuno, pero se puede participar mediante la oración”, dijo.

La abstinencia de carne, abundó, es todos los viernes de la Cuaresma e incluye a los mayores de 14 años de edad.

Una comida
  • El ayuno consiste en hacer una sola comida fuerte al día y la abstinencia en no comer carnes rojas.
  • La abstinencia obliga a partir de los catorce años y el ayuno de los 18 hasta los 59 años de edad.

“Es la misma actitud, privarnos de algo y ofrecérselo a Dios”, dijo y aclaró que “no debemos exagerar, caer en el fanatismo. Ayunar es hacer una comida fuerte al día y las demás que sean ligeras, no es morirse de hambre, pues no sea que nos ocasione problemas a la salud”.

“Es válido que al hacer ayuno lo que no se gaste, hacérselo llegar a nuestros hermanos más necesitados, ahí está el verdadero sentido de la penitencia”, agregó.

El Pbro. Jorge Martínez mencionó que en este época de Cuaresma es una buena oportunidad para estar más con Jesucristo, ofrecerle a manera de penitencia abstenernos de gustos, que pueden ser materiales, de satisfacción.

Acercarse a Jesucristo 
  • En ese sentido, mencionó que todos esos actos de sacrificio nos ayudaran a fortalecernos espiritualmente, a sentirnos mejor con nosotros mismos.
  • “También podemos hacer obras de caridad al prójimo, pues la Cuaresma es un tiempo de reflexión, penitencia y conversión espiritual”, añadió.
  • La Cuaresma comienza hoy con el Miércoles de Ceniza y su duración  está basada en el simbólico número 40 en la Biblia. Representan los 40 días que Jesús pasó en el desierto, del diluvio, de la marcha del pueblo judío por el desierto, los 40 días de Moisés y Elías en la montaña, y los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios