Enigmas

Saludó a su amiga 'difunta' en un camión

Después de haber viajado y platicado con ella, se enteró que hace unos meses había muerto en un accidente.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Una mujer cuenta la escalofriante historia de otra mujer que viajó con ella en un autobús aunque estaba muerta. (Foto de contexto tomada de elfonografo.mx)

Una mujer cuenta la escalofriante historia de otra mujer que viajó con ella en un autobús aunque estaba muerta. (Foto de contexto tomada de elfonografo.mx)

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Ya ha iniciado la “cuenta regresiva” de cara a los festejos del tradicional “Día de los fieles difuntos”, el olor a “pan de muerto” ya se siente en muchos sitios y por ese motivo a partir de hoy les presentaremos casos, relatos e investigaciones relacionados con este tema.

Hoy iniciamos con un caso que bien le pondría los “pelos de punta” a cualquiera, menos a la protagonista de esta historia, ya verán por qué. Este es el relato:

“Hace un tiempo yo trabajaba en un hospital ubicado al norte de la ciudad, en el año 2006, y para principios de noviembre mi abuelo falleció; cabe mencionar que mi familia es yucateca, numerosa y muy unida, así que este acontecimiento nos entristeció sobremanera a todos. 

"El sábado siguiente del funeral, salí del trabajo como a las 3 de la tarde, y tomé el autobús para dirigirme a casa de mis padres; ahí estaban mis hijos. El camión pasa en la puerta de la casa de la que fuera mi mejor amiga en la preparatoria, pero al salir de la escuela y con el paso del tiempo nos distanciamos.


"Ese día, mi amiga se subió al camión donde yo viajaba, se acercó y nos saludamos como si el tiempo no hubiese pasado; recuerdo que estaba vestida de blanco y llevaba el cabello rizado hasta la cintura, en un tono demasiado claro para mi gusto, pero no se lo dije.

"Conversamos, preguntó por mis hijos y la familia, le conté lo que acababa de pasar con mi abuelo; ella respondió que no me preocupara, que él estaba en paz y ya había dejado de sufrir. Cuando el camión llegó a casa de mis padres, nos despedimos de beso en la mejilla y me comentó que ya estaba comprometida y que se iba a casar, que me hablaba para invitarme.

"Bajé del autobús y cuando llegué con mis padres les comenté de mi amiga, pero de ahí no pasó a más.

"Transcurrió el mes y llegó diciembre, en los hospitales es horrible, pues con la entrega de aguinaldos, todo el mundo programa sus operaciones para esas fechas, así que estábamos llenos y con muchísimo trabajo. Uno de esos días, vi pasar a Omar, amigo de muchos años, que había conocido en casa de mi amiga, pero no lo pude saludar, ya que tenía mucha gente para atender y cuando se retiró vi que iba acompañado de Isabel, una chica que trabajaba en uno de los laboratorios del hospital, pasaron los días y se me olvidó el encuentro.

"En enero de 2007, ya el hospital había pasado su tiempo crítico y no teníamos tanto trabajo, y cuando vi a Isabel le pregunté de dónde conocía a Omar y me explicó que era su esposo. 

La sorpresa

"Y le dije: 'Ah, yo soy amiga de la hermanita de Javier; de hecho nos llevábamos muchísimo en la prepa, conozco a toda la familia'. Y ella me preguntó: '¿Qué hermana, la que murió?', pero no le contesté, sólo le dije que había viajado con ella en el camión en noviembre mientras iba a casa de mis papás.

"Entonces, al tener la duda ella me dijo que no podía ser porque ya tenía tiempo que había fallecido, que en un accidente en la carretera a Cancún, mientras venía con su novio con el que se iba a casar.

"Como me negaba a creer lo que me decía, le marcamos a Omar y me lo pasaron, ya después de los saludos y etc., le pregunté cómo estaba mi amiga; él respondió: 'Lo siento, ella falleció en diciembre de 2005; solté el teléfono y quedé pálida, me tuvieron que comprar un refresco para que reaccionara.

"Aún ingenua e incrédula de lo que me habían dicho, me dediqué a buscar obituarios y notas de accidentes de ese mes y año. Grande fue mi sorpresa al constatar que, efectivamente, el día que vi a mi amiga estaba a punto de cumplir un año de fallecida, en un accidente automovilístico viniendo a Mérida de Cancún. 

“Por eso, a partir de ese entonces siempre he dicho que si te encuentras en la calle a algún amigo o familiar lejano que hace tiempo que no ves, no le niegues el saludo, pues no sabes si en realidad sólo vino a despedirse”.

Un caso sin duda sorprendente y quizás hubiera pegado un grito de terror al verla en el camión si se hubiera enterado antes que desde el año pasado ya había fallecido, y en realidad se trataba de un fantasma.

Gira paranormal

Por otra parte les recordamos que hoy la Gira Paranormal llega al municipio de Kinchil, en un evento a beneficio de los estudiantes del Cobay de esa población, las funciones son las 8 y a las 10 de la noche; ahí estarán a la venta los hilos de protección para niños y adultos; si usted desea adquirirlos recuerde que también están a la venta en el Museo Paranormal a un precio de 30 pesos.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.

3 COMENTARIOS

GOCHAN

En respuesta a

Así es Ciudadano... me encanta tu afirmación ja ja ja

Responder a este comentario2 | 4

ciudadano

no es menos ignorante el que niega sin tener bases. El necio afirma el sabio duda.

Responder a este comentario5 | 0

GOCHAN

Je je je... pobre guion de pelicula de poco presupuesto.

Los fantasmas NO existen, es puro cuento y supersticion que se pasa de una generacion a otra para seguir con la linea de ignorancia...

"El dia que veas uno lo vas a creer"... eso JAMAS va a pasar. No voy a ver nada pues no existe. Bueno, ayer vi uno en una tienda, pero por las celebraciones de Halloween que ya empiezan.

Responder a este comentario0 | 4