Escasean en Yucatán pruebas para 'encontrar' virus del zika

Reportan complicados diagnósticos ante la similitud de síntomas de esta enfermedad con los del dengue y el chikungunya.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Ante la oleada de casos de zika, en los hospitales de la entidad existe confusión para diagnosticar este virus, ya que se parece al dengue, e incluso en las pruebas de laboratorio. (Milenio Novedades)

Ante la oleada de casos de zika, en los hospitales de la entidad existe confusión para diagnosticar este virus, ya que se parece al dengue, e incluso en las pruebas de laboratorio. (Milenio Novedades)

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- En la entidad no hay suficientes reactivos para las pruebas de laboratorio que permitan detectar el contagio por el virus de zika, lo que complica el diagnóstico ante la similitud de síntomas de esta enfermedad con dengue y chikungunya, revelaron especialistas.

“Tenemos serios problemas para la detección de casos. Los pacientes exigen cada vez más y no se les brinda en salud el apoyo en la detección de los padecimientos. En general se trata de acuerdo con los síntomas, pero no podemos darles un documento que diga si padece dengue, chikungunya o zika. No podemos porque no contamos con el apoyo de pruebas suficientes”, aseveró Rafael Ojeda Baranda, epidemiólogo del Hospital General “Dr. Agustín O´Horán” de Mérida.

El especialista afirmó que actualmente para el diagnóstico de zika es necesario apoyarse en otras instancias públicas o privadas, ya que el Laboratorio Estatal de Salud Pública “no nos sirve”.

“Pareciera que estamos tomando el mismo camino que Venezuela en cuanto al sistema de salud, porque no tenemos recursos para adquirir los reactivos. Las pruebas de PCR que se hacen en los primeros cinco días de los síntomas para diagnosticar zika las están reservando para mujeres embarazadas, por la asociación de este virus con la microcefalia”, explicó Ojeda Baranda.


Continúan las acciones contra el  mosco Aedes aegypti, portador de estos tipos de virus. 

El epidemiólogo del Hospital “O’Horán” detalló que existe confusión para diagnosticar el zika, ya que se parece al dengue, e incluso en las pruebas de laboratorio, si éstas se practican después del quinto día del curso de la enfermedad, dan positivo a dengue.

Agregó que esta crisis de falta de reactivos se registra a nivel nacional e hizo votos para que las autoridades se ocupen de resolverla en corto o mediano plazo.

“Anteriormente se consideraba que vigilancia epidemiológica era ‘información para la acción’, ahora sólo sirve para la declaración”, indicó.

Aseguró que las políticas han cambiado en este sentido, y ahora sólo piden las cifras para que declare la Secretaría de Salud o el Gobierno Federal, y en el peor de los casos, “éstas se guardan y dicen que no hay casos confirmados”.

Consecuencias en embarazadas

Ojeda Baranda consideró que entre enero y febrero de 2017 nacerían los primeros bebés con microcefalia provocada por la infección de mujeres embarazadas con el virus de zika. 

“En el último mes, en el hospital, he atendido a 150 mujeres con zika que están en el último trimestre del embarazo, por lo que esperamos una aparición muy grande de casos de microcefalia el próximo año, algo inevitable”, agregó. 

Ante esta situación, dijo que es labor de la sociedad colaborar en la eliminación de los criaderos del mosco Aedes aegypti para evitar los contagios por el virus, ya que después de llover, entre 48 y 72 horas después aparecen los primeros moscos, producto de la eclosión (brote) de los huevecillos que permanecen en los recipientes que acumulan agua en los patios.

Forma de transmisión

  • El virus del zika, además de transmitirse por la picadura del mosco Aedes aegypti, también puede contraerse por la vía sexual, lo cual está científicamente comprobado, ante ello aconsejan observar las medidas de prevención necesarias para evitar el contagio, en particular en mujeres embarazadas.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.