Retiene 'Matthew' a hotelera yucateca en Miami

Alis Díez Bolio pretendía llegar desde este jueves a Mérida, pero las medidas precautorias por el huracán se lo impidieron.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Alis Díez Bolio, quien acudió a un evento hotelero en Miami, se vio obligada a quedarse más tiempo en esa ciudad debido a la amenaza del huracán Matthew. (SIPSE)

Alis Díez Bolio, quien acudió a un evento hotelero en Miami, se vio obligada a quedarse más tiempo en esa ciudad debido a la amenaza del huracán Matthew. (SIPSE)

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Alis Díez Bolio, yucateca de 31 años de edad, quedó atrapada en Miami por el estado de alerta que la Policía de Florida puso en marcha este jueves como precaución ante amenazas del Huracán Matthew, que alcanzó la categoría 4 por la mañana. 

La paisana se encuentra en esa ciudad estadunidense por motivo laboral. Su vuelo está programado para este viernes a las 15 horas con 40 minutos por Aeroméxico, sin embargo, quiso abordar el primer vuelo del medio día de este jueves para evitar los estragos del huracán, situación que le denegaron las autoridades aeroportuarias por el decreto de la cancelación de vuelos. 

Alis, quien trabaja para el Grupo de Hoteles Intercontinental en la ciudad de Mérida y asistió a un Congreso a nivel mundial que tuvo como sede la ciudad de Miami, se encuentra atrapada sin poder salir del Hotel Intercontinental Downtown por órdenes de seguridad. 

“Hablé con un policía cercano y me dijo que entrara al hotel, que aquí nos mantendrían hasta que baje la alerta. Quedaron de informarme si se cancelaba mi vuelo, de ser así, me quedaría hasta el sábado, esperando que ya pudiera salir a Mérida, claro, todo dependiendo de cómo nos haya afectado el paso de Matthew. Mi preocupación y afectación de no poder estar en Mérida este fin de semana sería meramente laboral”, señaló. 


También, destacó la manera en que se organizó Protección Civil de Miami ante estas inclemencias, recalcando una positiva diferencia en comparación con Mérida. La rapidez, la ordenada logística  y el incremento de grupos policiacos en tan poco tiempo, es algo que favoreció a que todos guardaran la calma y se movilizaran astutamente donde se les indicaba, solo a pocas horas de que la presencia del huracán se sintiera. 

“Nos dejaron en la habitación, los restaurantes estarán cerrados, pero sí habrá servicio de comida y bebidas, siempre y cuando no sean alcohólicas, las cuáles quedaron prohibidas por aquellas personas que padecen de crisis nerviosa y puedan hacer uso de estas en contra de su salud”, informó. 

Afortunadamente, la parte de la ciudad donde Alis se encuentra no fue evacuada, en cambio, en caso de necesitarse, serviría como refugio para los damnificados. “Me encuentro en el centro de la ciudad y por acá no debe de causar graves estragos la llegada de Matthew, puesto que las zonas de alto riesgo son Miami Beach y South Beach por sus playas, y no me afectaría si solo cruza La Florida”, explicó. 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.