26 de Julio de 2017

Yucatán

Hay una guerra contra la familia: Iglesia

Anunciaron diversas actividades para fortalecer a la primera célula de la sociedad; esperan a más de 25 mil personas.

El Arzobispo de Yucatán muestra el cartel conmemorativo de la Semana de la Familia. En el lugar declaró que la llamada ideología de género amenaza a la familia.  (Milenio Novedades)
El Arzobispo de Yucatán muestra el cartel conmemorativo de la Semana de la Familia. En el lugar declaró que la llamada ideología de género amenaza a la familia. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Hay una guerra contra la familia: IglesiaCompartir en Twiiter Hay una guerra contra la familia: Iglesia
William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- En el marco de la Semana de la Familia, que se celebrará del 9 al 16 de este mes, se realizarán diversas actividades en todas las iglesias de la Arquidiócesis y de la Provincia de Yucatán,  mediante las cuales se busca fortalecerla ante los frecuentes embates socio-culturales que la acechan.

En conferencia de prensa, presidida por el Arzobispo Gustavo Rodríguez Vega, en el Centro Comunitario de la Parroquia de Itzimná, se mencionó que en los últimos 18 años en la entidad se ha realizado esta actividad a favor de las familias, y que por la Gracia de Dios, cada vez con mayor alcance.

Tomando en cuenta el número de  evaluaciones recuperadas el año pasado, que fue de poco más de 25 mil, en esta ocasión se espera la asistencia de más gente, teniendo en cuenta la promoción que se realizan en las parroquias.

Para esos días se utilizará como guía el texto “La Alegría del Amor, claves y propuestas sobre el amor en la familia”, de la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia del Papa Francisco, en la que se hace una autocrítica sobre la actual pastoral familiar, una profunda iluminación bíblica y teológica sobre su vocación; una paternal descripción de su dinámica interna y una motivante e iluminadora forma de acompañarla y “mostrar caminos de felicidad”.

“Con este proyecto de difusión de Amoris Laetitia fortaleceremos a la familia, a las comunidades parroquiales y diocesanas y también a nuestro país, tan lastimado por la violencia. Al fortalecer a la familia, promoveremos la paz anhelada, con la que los mexicanos podamos convivir solidariamente”, dijo el prelado.

También mencionó que en este marco del Año de la Misericordia y recogiendo las conclusiones de dos Sínodos de Obispos, acompañados por especialistas en el tema de la familia: Amoris Laetitia no es la voz solitaria de un visionario temerario sino el sentir de la Iglesia en la palabra de ánimo de un pastor que pide fidelidad al Evangelio, que quiere devolverle a la Iglesia su identidad misionera y su corazón misericordioso a favor de las familias que intentan sobrevivir en un mundo empeñado en desahuciarla.

El prelado afirmó que el Papa Francisco se refirió a que “la Iglesia quiere llegar a las familias con humilde comprensión y su deseo es acompañar a cada una para que descubran la mejor manera de superar las dificultades que se encuentran en su camino”.

“Nadie puede pensar que debilitar a la familia como sociedad natural fundada en el matrimonio es algo que favorece a la sociedad. Ocurre lo contrario: perjudica la maduración de las personas, el cultivo de los valores comunitarios y el desarrollo de las ciudades y los pueblos”, agregó.

Advierten que hay una guerra abierta contra el matrimonio

En estos días la familia está siendo amenazada desde varias perspectivas, incluso con ideas del exterior, siendo quizá una de las que más la afectan, la llamada ideología de género, mediante la cual se pretende dar ese calificativo a “cualquier unión”, indicó el Arzobispo Gustavo Rodríguez Vega.

El prelado manifestó que el propio Papa Francisco acaba de señalar que hay una guerra abierta contra la familia como tal y muchas de esas presiones vienen del interior de los gobiernos, que afectan directamente a todos los pueblos de Hispanoamérica.

También dejó en claro que para la Iglesia, la familia únicamente la conforman papá, mamá e hijos, y se debe de cuidar ante cualquier tipo de amenaza por destruirla.

Mons. Gustavo Rodríguez subrayó que la llamada ideología de género, mediante la cual se pretende llamar familia a cualquier reunión de personas, sin importar si son del mismo sexo es algo que no es válido.

Otro de los situaciones que afectan a la familia, núcleo de la sociedad, indicó, es el hecho de que rechazar el matrimonio, “hay personas que rehúyen a ese compromiso y se conforman con sólo estar juntas, prefieren la unión libre o casarse únicamente por lo civil, rechazando el sacramento”.

El Arzobispo de Yucatán manifestó que igual cada vez es más común que los hijos prefieran a corta edad irse, dejar el seno familiar, lo cual deja un vacío.

“Mujeres abandonadas, madres solteras, divorcios es algo que ha existido, aunque últimamente se está dando con mayor frecuencia. Eso es lo que llama la atención y necesario atacar”, agregó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios