Martes, 27 de Septiembre del 2016

Obispos del Sureste de Yucatán se solidarizan con Veracruz

Rechazamos estos actos violentos contra estos sacerdotes, y contra quien sea, la vida es un don: La Provincia Eclesiástica.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Los arzobispos de Yucatán (c) y emérito (d) pidieron orar por el descanso de los sacerdotes. (Milenio Novedades)

Los arzobispos de Yucatán (c) y emérito (d) pidieron orar por el descanso de los sacerdotes. (Milenio Novedades)

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Los obispos de la Provincia Eclesiástica de Yucatán, en comunión con la Prelatura Cancún-Chetumal, las diócesis de Tabasco y Campeche, y la Arquidiócesis de Yucatán, manifestaron su pésame a la Diócesis de Papantla, Veracruz, a su Obispo, José Trinidad Zapata Ortiz, así como a los familiares, amigos y feligreses de los sacerdotes Alejo Nabor Jiménez y José Alfredo Suárez, víctimas de la violencia que afecta el país.

Como Provincia Eclesiástica expresan que se unen en oración y elevan sus súplicas al Salvador para que a los infortunados presbíteros los reciba en su gloria, y para que les brinde consuelo aquellos que más han sufrido está  lamentable pérdida.

También presentan sus plegarias al Padre de la Misericordia por “nuestra nación y a todas sus comunidades, para que convierta el corazón de quienes agreden y cese así toda violencia y delincuencia”.

También te puede interesar: Iglesia condena asesinato de sacerdotes en Veracruz 


“Santa María de Guadalupe, esperanza nuestra; salva nuestra patria y conserva nuestra Fe”, subraya el comunicado.
De hecho, antes de comenzar la misa de envío misionero, de la Reunión Provincial, celebrada anteanoche en la Catedral, el Arzobispo de Yucatán Gustavo Rodríguez Vega expresó una plegaria por el eterno descanso del alma de los presbíteros secuestrados en la iglesia de Nuestra Señora de Fátima, en Poza Rica, y asesinados.

“Nos hemos enterado de esta noticia, que lamentamos. Los encomendamos y pedimos por la paz de nuestro país”, indicó monseñor Rodríguez Vega.

Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, Arzobispo Emérito de Yucatán, manifestó que está sorprendido y triste por este hecho, pues no sólo entraron a robar sino que además mataron a dos sacerdotes.

“Rechazamos estos actos violentos contra estos sacerdotes, y sea contra quien sea, la vida humana es un don y regalo  de Dios, que debemos respetar, tanto en nosotros mismos como en los demás”, afirmó. 

Para evitar este tipo de actos violentos, el prelado señaló la necesidad de acercarse a Dios porque mientras más se acerca la persona a Él, más se comprende que la existencia es un regalo de Dios, que cada quien tiene plenos sus derechos y que, por lo tanto, se le debe respetar.

“Siempre he dicho que el oxígeno de la democracia es conjugar el verbo respetar: Yo te respeto, tú me respetas, nosotros te respetamos, ellos te respetan. O sea, que si uno quiere darle oxígeno a la democracia: hay que practicar el respeto”, subrayó.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.