19 de Agosto de 2017

Tecnologia

Cada vez hay más jóvenes muertos 'por culpa' del alcohol

Accidentes de tránsito y males hepáticos, entre principales factores de muerte de 35 a 44 años .

Los accidentes de tránsito provocados por el alcohol son una de las cuatro principales causas de muerte en los jóvenes. (Imagen ilustrativa/ Milenio Novedades)
Los accidentes de tránsito provocados por el alcohol son una de las cuatro principales causas de muerte en los jóvenes. (Imagen ilustrativa/ Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Cada vez hay más jóvenes muertos 'por culpa' del alcoholCompartir en Twiiter Cada vez hay más jóvenes muertos 'por culpa' del alcohol
MÉRIDA, Yuc.- En Yucatán, el consumo excesivo de alcohol ocasiona que cada vez más personas fallezcan a menor edad por esta causa. Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que los accidentes de tráfico y enfermedades del hígado son dos de las cuatro principales causas de muerte entre la población de 35 a 44 años.

Datos del Centro de Ayuda al Alcohólico y sus Familiares (CAAF), unidad especializada del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, de la Secretaría de Salud, indican que 63 por ciento de la población identificada en un estudio como consumidora de alcohol son personas de entre 12 y 24 años.

Los efectos nocivos que produce el alcohol son innumerables, no sólo en la salud física sino a nivel social y laboral. Especialistas concluyen que el consumo en exceso se traduce en menos años de vida; los órganos principales se ven afectados, y como resultado, el aspecto físico no coincide con la edad que se lleva, ocasionando una muerte prematura que pudo prevenirse dejando de beber.

“De acuerdo con el Inegi, el total de decesos anuales por enfermedades del hígado imputables directamente al consumo etílico suman, en promedio, 12 mil 540 casos al año, es decir, 34 por día, o bien, una muerte cada 40 minutos; muchos de estos pacientes no llegan a los 40 años”, aseveró Jacinto Herrera León, director del Hospital General Regional No. 1 “Lic. Ignacio García Téllez”, del IMSS.

 

Explicó que entre los padecimientos ocasionados por el abuso etílico se encuentran: hígado alcohólico adiposo, hepatitis alcohólica, fibrosis y esclerosis alcohólica del hígado, enfermedad hepática alcohólica no especificada, insuficiencia hepática alcohólica y “la más común y mortífera de todas, la cirrosis hepática alcohólica, causante de prácticamente 85 por ciento de los decesos producidos por daño hepático asociado al consumo de estas bebidas”.

“El consumo excesivo de bebidas etílicas está ligado también con los accidentes de tránsito. México ocupa el séptimo lugar mundial en muertes por estos percances. Sucede que los jueves, viernes y sábados por la noche se movilizan alrededor de 200 mil personas bajo influencia del alcohol y por este motivo mueren al año, aproximadamente, 24 mil personas en accidentes automovilísticos, lo que se traduce en 55 personas cada día”, indicó Herrera León.

Mencionó que el consumo prolongado de alcohol aumenta las probabilidades de sangrado de estómago o esófago (el conducto a través del cual viaja la comida de la garganta al estómago); inflamación y daños en el páncreas (órgano que produce sustancias que el cuerpo necesita para funcionar bien); daño al hígado (cuando la afectación a este órgano es grave, la persona fallece); desnutrición: cáncer de esófago, hígado, colon, mamas y otros.

Otros daños

Beber en exceso también puede hacer más difícil el control de la presión arterial alta y puede llevar a problemas cardíacos.

“Asimismo, afecta la capacidad de razonamiento y juicio cada vez que se bebe. El consumo prolongado de alcohol daña las neuronas, lo que puede provocar afectación permanente a la memoria, a la capacidad de razonamiento y al comportamiento”, advirtió.

Comentó que tomar licor durante el embarazo puede causar daño al bebé en crecimiento. Se pueden presentar graves defectos de nacimiento o el síndrome de alcoholismo fetal (SAF), que ocasiona problemas físicos, mentales y de crecimiento en el bebé cuando la madre toma alcohol durante la gestación.

“No se ha establecido ningún nivel ‘seguro’ con el consumo de esta bebida durante el embarazo. Muchas mujeres creen que con una o dos copitas ‘no pasa nada’. Sin embargo, ingerirlo en cualquier momento de la gestación puede ser dañino para el bebé”, apuntó.

Ahora lee: Ahora te podrás casar y divorciar en los hospitales

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios