Es necesario proteger a la familia: Arzobispo de Yucatán

Mons. Gustavo Rodríguez Vega señaló que el sacramento del matrimonio se debe fomentar, pues preserva la célula básica de la sociedad.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Mons. Gustavo Rodríguez Vega dijo que hoy día los jóvenes tardan más en casarse. (Archivo/SIPSE)

Mons. Gustavo Rodríguez Vega dijo que hoy día los jóvenes tardan más en casarse. (Archivo/SIPSE)

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La familia es la principal célula de la sociedad, la cual hoy día está siendo amenazada por muchos factores, por lo que es necesario protegerla a través de lo que nos enseña en su evangelio Nuestro Señor, expresó el Arzobispo de Yucatán, Mons. Gustavo Rodríguez Vega.

La familia, señaló Mons. Rodríguez Vega,  es la célula de la sociedad y dentro de la Iglesia la consideramos la iglesia doméstica.

En ese sentido, explicó que “cuando Jesucristo dijo, cuándo dos o más se reúnan en mi nombre yo estaré en medio de ellos. Por eso el matrimonio sacramentado lo consideramos una iglesia doméstica”.

El Arzobispo señaló que el sacramento del matrimonio se debe fomentar, pues eso conlleva a la protección de la familia.


“Hoy día cuántos jóvenes retardan el hecho de entrar en vida matrimonial por diversos intereses, temores y precauciones.

"Cuando más tiempo pasa se va endureciendo más el individuo para abrirse a otra persona. Siempre se ha criticado la unión entre personas jóvenes, pero nos encontramos a unos ancianitos que se casaron a los 15, 16 años, y están felices después de 50 años de matrimonio”, señaló.

“Aquí la cuestión es que es necesaria la preparación y no ver al matrimonio como si fuera cualquier cosa y pensar que para eso está el divorcio. Hay que prepararse bien para la vida matrimonial, y para fortalecer este vínculo se buscar participar en las distintas agrupaciones que hay”, agregó.

El Arzobispo también mencionó que es motivo de regocijo que se tenga en esta ciudad una reliquia de primer grado de Santa Teresa de Calcuta, pues fue una persona muy querida en todos lados, y en Yucatán no es la excepción.

“Aquí se cuenta con un grupo de la congregación de Misioneras de la Caridad  y un templo que lleva su nombre en Ciudad Caucel, y que este sábado se convertirá en parroquia”, señaló.

Monseñor admitió que no es común que se den Reliquias de Primer Grado, es decir, del cuerpo de un santo,  y por eso tener una aquí es motivo de satisfacción.

“Ya de por sí es un orgullo tener un templo dedicado a ella, imagínese tener además un reliquia de la Santa Madre”, añadió.

En Mérida
  • En Mérida, miles de personas salieron el sábado a las calles para expresar su apoyo al modelo de familia tradicional y su repudio a la iniciativa que propone el matrimonio igualitario.

Violencia, reflejo de que algo falla en la sociedad

Por otro lado, el psicoterapeuta Víctor Chan Martínez aseguró que para tener una familia sana se requiere de mejores políticas públicas con perspectiva familiar, pues de lo contrario se seguirán teniendo problemas como suicidios, adicciones, abusos de índole familiar y sexual que tanto la dañan hoy día.

En la conferencia denominada “Los retos para la familia del Siglo XXI”, efectuada ayer poco antes del mediodía en el auditorio del Centro Cultural de Mérida Olimpo, el profesional destacó que hoy día es necesario fortalecer el núcleo familiar, y al mismo tiempo cuidar las conductas y formas de relación  de sus integrantes, apoyados en los buenos valores tradicionales.

Sin mayores preámbulos, el profesional  comenzó la plática mencionando el caso de la niña de siete años de edad que acuchilló a su padre con tal de defender a su mamá, hecho que  ocurrió el pasado fin de semana en la colonia El Roble, y también recordó otro hecho sucedido igual en el sur de la ciudad, donde una menor de la misma edad fue violada y asesinada hace tres años.

“Hechos como estos nos deben alertar a todos, pues son reflejo de que algo está fallando en nuestra sociedad. Para recuperar a la familia como proveedora de valores es necesario primero recuperar  el tejido social mediante los buenos valores, haciendo cosas que dejamos de hacer y que son básicas como el diálogo, prestarles atención a nuestros hijos, estar pendiente de sus necesidades, expresar nuestras emociones”, concluyó.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.